New York Times

sábado, 2 de enero de 2010

Un artículo de Francesc de Carreras

Acabo de leer el excelente artículo de Francesc de Carreras "Fin de época". Pensaba introducir un comentario; pero me he dado cuenta de que sería demasiado largo; así que opto por reconducirlo a una entrada en el blog.
El tema es apasionante: diagnosticar las grandes líneas de la evolución mundial ahora que parece definitivamente enterrado el optimismo que siguió a la caída del Muro de Berlín. Y coincido (como coincidirá todo el mundo) en que son más las sombras que las luces: los conflictos se extienden, sin que la extinción del bloque soviético haya tenido como efecto -tal como pretendían algunos- que el mundo sea más seguro y pacífico (al revés). Ahora bien, creo que en el análisis de Francesc de Carreras no tiene el suficiente peso la circunstancia clave para explicar el mundo actual (y, probablemente, el futuro): la globalización. La globalización está detrás de casi todos los fenómenos relevantes que agitan el Mundo desde hace unos años; fundamentalmente porque el paso a una economía mundial hace que los Estados tengan una capacidad de influencia menor que la que tenían. Se ha producido un desajuste entre el poder público y la sociedad y economía global: desde un punto de vista sociológico, político y económico la vida humana se desarrolla en ámbitos que superan a los Estados; en cambio no existe un poder público equivalente al ámbito de actuación de la economía.
Esta falta de equivalencia entre la economía y el poder público es transcendente. Cuando algo va mal no podemos, simplemente, echar la culpa al gobierno. Existen fuerzas que superan a los Estados y que solamente pueden ser controladas por la actuación conjunta de los Estados. La reacción a la crisis económica actual es muestra de ello. La falta de una adecuada coordinación entre los Estados dificulta la salida de la crisis, y lo mismo se puede decir de la crisis medioambiental y de tantos otros problemas actuales.
La crisis del Estado explica también ciertos fenómenos de desintegración estatal que han tenido consecuencias dramáticas (el Cáucaso, Yugoslavia) y todavía puede ser causa de otros conflictos de similares características. A esto hay que añadir la confrontación entre el mundo islámico y occidente. Este enfrentamiento puede tener muchas causas latentes; pero el detonante es el conflicto arabe-israelí; mientras ese conflicto no se solucione las tensiones (mayores o menores según el momento serán permanentes).
Junto con esto en Europa nos enfrentamos a la pérdida de relevancia de nuestro continente. Es algo que se venía previendo desde hace décadas, al menos desde el final de la II Guerra Mundial, y se trata de un proceso que se está acelerando ahora precisamente por la pérdida de relevancia del instrumento que en mayor medida contribuyó a la hegemonía europea durante los siglos XVIII y XIX: el estado-nación. Dado que no existe voluntad de sustituir esta forma de organización social por una fuerte estructura europea el declive de nuestro continente es inevitable.
A partir de aquí prever lo que sucederá en el futuro es difícil. Una cierta "medievalización" es inevitable. Las relaciones entre grupos heterogéneos sustituirán (ya están sustituyendo) a las relaciones entre individuos dentro de estructuras políticas fuertes. Una cierta privatización será también inevitable. En definitiva, un mundo más caótico, más inseguro y, probablemente, más infeliz ¡qué se le va a hacer!

9 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

LO QUE SE ME HACE DIFÌCIL ENTENDER es porquè si los estados poderosos propiciaron lo que hoy nos "gobierna", la globalizaciòn, porquè no han sido capaces de ponerse de acuerdo en cosas fundamentales, que aminoraran las cargas -consecuencia de sus errores - que caen SIEMPRE sobre los menos favorecidos...se han globalizado tambièn la indiferencia y la desconfianza...

interesante como siempre

(pero de todos modos...son SIGNOS DE LOS TIEMPOS)

FELIZ NUEVO AÑO...y dècada...

Rafael dijo...

Hola Adelfa; yo creo que las cosas se hacen sin medir bien las consecuencias a largo plazo. Puede que dé un poco de miedo, pero lo cierto es que el mundo, la sociedad, tienen su propia dinámica, que está influida por muchos factores; pero que no controla nadie realmente.
A largo plazo la globalización será beneficiosa, pero antes debemos sortear muchos obstáculos, muchos.
Un abrazo. Feliz año, amiga.

lisi dijo...

Interesante articulo. Ojala esa "medievalización" se refiriese a la recuperacion de algunos valores que ahora se consideran intempestivos. Malos tiempos [no solo para la lirica]. Un abrazo y Feliz Año.

emilio dijo...

Hoy publica elpais un artículo de Jean Marie Colombani que coincide en el pesimismo respecto al declive de Europa.
La verdad es que, como no espabilemos...
Pero Europa ha estado peor en otras ocasiones y ha sabido recuperarse. Saludos: Emilio

estudiante del mundo dijo...

¨un mundo nuevo con viejos problemas no resueltos en fase de continua redefinición y adoptando formas muy diversas¨.muy diversas y cada vez peor y mas potentes.la era que ha ¨inventado¨ los derechos humanos, para econtrar nuevas maneras- cada vez mas sofisticadas, de violarlos. es muy facil dividir el mundo en aliados y enemigos (que son las dos caras de la misma moneda), constantemente. lo que en realidad esta pasando es que la globilizacion ha dividio mucho mas al mundo, que abierto las fronteras. y constantemente tenemos que preguntarnos quien es el diablo?
y encima hacer de ello un reallity show.
en fin, incluso en Haiti estan peleandose por el control!
gracias. muy interesante.
y a modo de reflexion:

http://www.lajiribilla.cubaweb.cu/2005/n232_10/laopinion.html

http://www.elpais.com/articulo/opinion/choque/ignorancias/elpepiopi/20011016elpepiopi_7/Tes/

http://www.counterpunch.org/levy01142010.html

Rafael dijo...

Hola Emilio,

yo creo que Europa volverá a ser lo que fue durante el 90 por ciento de la Historia: un lugar marginal para el resto del mundo, y en Eurasia las grandes potencias serán China y la India, con la posibilidad siempre presente de un auge del Islam. Nosotros no contaremos para nada. Tiempo al tiempo.

Rafael dijo...

Hola estudiante del mundo. A mi me parece que la globalización es más buena que mala. Lo que sucede es que ha causado una serie de desajustes que nos costará superar. A lo peor es que soy optimista.
Gracias por pasarte y comentar. Saludos.

Tanya Valeria dijo...

Te recomiendo muchísimo un libro que se llama "La crisis estructural del capitalismo" Habla del momento histórico que estamos viviendo, de cómo el capitalismo está en declive y las razones ambientales, económicas y sociales por las cuales es inevitable esa caída. No solo se cambiará de paradigma político sino de sistema producción, lo cual provocará un cambio estructural en todo el mundo tal y como lo conocemos. Este periodo de declive de etapahistórica ocurre cada cientos o miles de años, por eso lo que hagamos ahorita repercutirá tanto para lo que sigue...
Buen blog!

Rafael dijo...

Hola Tanya, buscaré el libro que me recomiendas. Me interesa mucho el planteamiento que cuentas. Gracias por pasarte y por comentar.
Saludos.