New York Times

domingo, 19 de febrero de 2012

Bocetos

Abrí este blog en mayo de 2007. No tenía un propósito claro, pero la fecha no es casual. Desde entonces me ha servido para clarificar muchas ideas, ya que cuando escribes entiendes mejor los problemas y es más fácil que percibas que hay cosas que no conoces o cuyo funcionamiento se te escapa. Me ha servido también para desahogar cabreos y compartir preocupaciones; y también para debatir sanamente. "Last but not least", ha sido cauce para que desarrollara una afición que no sabía que tenía: la de escribir por el mero placer de escribir; y, curiosamente, comencé por lo que menos me había imaginado que me atraería, que es la poesía. Mucho tuvo que ver en ello mi amigo Albert Font, que me abrió los ojos sobre las posibilidades del ritmo y la rima. Algunas de sus obras se pueden leer en su blog "No sé res" y espero con ganas que vulva a regalarnos algo de lo mucho que seguramente tiene guardado. El interés por esta forma de expresión hizo que en poco tiempo dejara de escribir aquí rimas y las llevara a otro blog, "Impresiones Rimadas".
Tarde más y me prodigué menos en lo que yo pensaba que era mi auténtica afición: la narración. A partir de marzo de 2008 escribí algunos pocos relatos muy breves. Dos coincidencias hicieron que me decidiera a escribir algo un poco más largo. La primera fue una propuesta que surgió en "La Comunidad" de El País y que pretendía que otros dos usuarios y yo preparámos algo sobre el bicentenario de la batalla de Bailén. El relato que surgió de ahí fue la primera "cosa" un poco larga que concluí. La segunda coincidencia fue el reencuentro con una vieja amiga, Eugenia Rico, quien en su facebook propuso el juego de escribir las primeras líneas de un relato para que quien quisiera lo continuara. "Piqué" dos veces y disfruté como un niño escribiendo con una alegría y despreocupación que no había experimentado nunca.

Quien quiera leer estos "Bocetos" lo podrá hacer aquí. En la primera parte hay dos cuentos para niños, los únicos que he puesto por escrito de las muchas docenas que llevo inventando casi cada noche desde hace seis años. Luego vienen tres relatos muy cortos que se desarrollan más o menos en nuestros días. A continuación incluyo tres escenas orientales también muy breves. La cuarta parte está dedicada al relato sobre la batalla de Bailén que acabo de comentar y en la quinta y última están las dos historias que surgieron de las propuestas de Eugenia Rico.
De las cosas buenas que ha traído Internet quizás no sea la menos importante el que tantos que nunca habíamos pensado en escribir lo hagamos; y en muchas ocasiones no tanto por el placer de los lectores (escasos casi siempre) como por la satisfacción que da escribir. Muchos hemos descubierto que escribir no solamente es divertido, sino que te ayuda a conocerte y, en ocasiones, hasta te hace mejor persona; al menos eso es lo que yo quiero creer.

3 comentarios:

armando alonso dijo...

Amigo Rafael.
Coincido contigo en muchas de las cosas que comentas en esta entrada.
Yo también escribo por puro placer, por puro desahogo, por si a alguien le pueden servir mis vivencias. Me divierto y solamente por eso, ya lo considero importante.
Si además, en este mundo en Red en el que vivimos, tengo la oportunidad de leer lo que escriben personas como tú, pues la jugada es redonda.
Un abrazo.

malena dijo...

Mi estimado Rafael, esto de los blogs es una aventura increible y que efectivamente nos hace ser mejores personas pues el compromiso de escribir y plasmar lo que pensamos sale de lo mejor de nosotros. En hora buena por estos bocetos.. y sobre por escribir cada noche.
Felicidades.

Rafael Arenas García dijo...

Gracias amigos por vuestra visita y vuestras palabras. Cuando alguien me manifiesta sus dudas sobre las ventajas de la Red siempre les comento lo que me enriquece el contacto con personas que, como vosotras, estáis lejanas en el espacio pero muy cercanas en sensibilidad y preocupaciones. Abrazos