Castelldefels

domingo, 7 de noviembre de 2010

Una pregunta

Si entrevistara a Benedicto XVI y pudiera hacerle tan sólo una pregunta le pediría que me explicara en qué forma le han inspirado y le inspiran las vidas de los integrantes de la Rosa Blanca y de otros jóvenes alemanes, muchos de ellos de profunda y contrastada fe cristiana, que fueron ejecutados por su oposición activa al nazismo. Joseph Ratzinger tiene ahora 83 años. Si Sophie Scholl no hubiera sido ejecutada en febrero de 1943 ahora tendría 89. La misma generación, el mismo país, la misma fe cristiana (aunque Ratzinger sea católico y Scholl luterana) y, sin embargo, qué destinos tan diferentes.
No he leído casi nada de lo que ha escrito Ratzinger. Quizás en alguna de sus obras da ya respuesta a esta pregunta mía. Lo miraré.

7 comentarios:

Eduardo Rojo dijo...

Hola Rafa, te sugiero también que hagas un seguimiento de los medios de comunicación españoles de hoy domingo, y podrás comprobar que el anticlericalismo sigue vigente en una parte de la sociedad española. Bueno, más exactamente anticlericalismo de todo aquello que sea católico, apostólico y romano.

Un abrazo.
Eduardo Rojo.

Rafael dijo...

Hola Eduardo, gracias por pasarte por aquí. Si tienes pistas de lo que pregunto y ocasión para comentármelo te lo agradecería, porque la pregunta es genuina, no retórica ni capciosa.
Y sí, me he dado cuenta, me doy cuenta desde hace tiempo de una ofensiva -legítima, por supuesto, como todo planteamiento ideológico- que como cristiano me duele; y me duele por ambas partes, porque creo que a veces no se acierta con la respuesta. Sin ir más lejos, la comparación de la situación actual con la de los años treinta del siglo XX puede estar en parte justificada; pero no me parece oportuna. Las comparaciones no son un recurso argumentativo riguroso (y un filósofo como el Papa lo sabe), por lo que uno tiene que ser consciente de los sentimientos que despertará la comparación, y no creo que profundizar en el enfrentamiento sea lo mejor.
Limpiar el discurso de historia, de filosofía, de institución y de política; dejar el discurso en lo más sencillo, en lo más personal, en lo esencial. Quizá eso sea lo que se requiere en tiempos difíciles como son estos.
Un abrazo. Me siento muy acompañado con tus comentarios.

ADELFA MARTIN dijo...

Ami como me cae tan, pero tan mal...me parece grandioso la "apoteòsico" recibimiento que le han dado algunos sectores en España...

abrazos

Rafael dijo...

Hola Adelfa. Gracias por el comentario. Bueno, cuando el colectivo es tan grande es difícil hacer juicios generales. No conozco personalmente a ningún obispo; pero sí que a varios curas; y algunos son extraordinarias personas y otros no tanto, claro. Y como conjunto tienen cosas lamentables y otras muy positivas.
Un abrazo, amiga.

Anónimo dijo...

Hola Rafa,

Estoy de acuerdo que existe con cierto anticlericalismo en la sociedad (comparto el parecer de Eduardo), pero a pesar de ello considero de todo pertinente la pregunta. Es un tema del que ya hablamos, a raíz de unos comentarios que hace tiempo hizo el obispo de Barcelona (¿Lo recuerdas?). Como cristiano, así me gusta definirme siendo consciente que quizás no hago honor al título, me siento más próximo e inspirado a los integrantes de la Rosa Blanca, o Pere Casaldàliga o monseñor Romero, que del senyor Ratzinger. Y que conste que no lo juzgo por un hecho que seguramente yo también hubiera cometido, y por el cual, como muchos alemanes, tendría remordimientos y sentido de culpabilidad.
Josep

Rafael dijo...

Hola Josep, desde luego no se trata de juzgar; pero para ser sinceros, a mi me extraña que Ratzinger sea el Papa. Repaso su biografía y me encuentro con un teórico, un profesor, un intelectual. No veo a la persona, no veo ni siquiera al cristiano (que no dudo que lo sea); pero no me transmite ese sentimiento profundo, esa fe que sí que percibo en otros cristianos, en nombres como los que tú traes a colación. Hay no sé cuántos cientos de millones de católicos ¿es realmente Ratzinger el más adecuado para ejercer el ministerio más relevante de la Iglesia? Recuerdo que comentando con algunos amigos la elección de Ratzinger dije que no hay mal que por bien no venga. Tras el cónclave ya sabíamos que abril era el mes en el que el Espíritu Santo se tomaba vacaciones, lo que no deja de ser una información relevante.
Un abrazo.

emilio dijo...

Te voy a responder con una cita del Cardenal Martini:
" Es cierto que el Vaticano II ha perdido una parte de su empuje. Pretendía que la Iglesia afrontase la sociedad moderna y la ciencia, pero este afrontamiento ha sido sólo marginal. Estamos todavía lejos de haber abordado este problema y hasta parece que hemos vuelto la mirada hacia atrás..."
No soy experto en el tema eclesiático, pero supongo que más de uno se habrá hecho la siguiente pregunta: ¿ no hubiera ido mejor la cosa si en lugar de Ratzinger hubiera salido Martinis?
Un abrazo: emilio