New York Times

jueves, 10 de octubre de 2013

¡Cállese!

¡La libertad de expresión! Ese es el fundamento de la democracia, ese, y no el voto. También se vota en las dictaduras y no por eso son menos dictaduras. Lo que nos convierte en una sociedad democrática es la libertad para expresar opiniones, debatir, discutir, razonar. Estoy convencido de ello y por eso me preocupan todas las limitaciones a ese valor esencial. Libertad de pensamiento, libertad de opinión, libertad de expresión. Esa es la tríada en que se ha de asentar el discurso público, la sociedad y la democracia.
Cuando se limita la posibilidad de expresión se me despiertan todas las alertas. Y en los últimos tiempos ya he visto varios incidentes muy preocupantes.
El primero es de hace dos años. Cuelgo el vídeo a continuación:



Albert Rivera está interviniendo y la presidenta del Parlament le dice que no puede emplear esas expresiones. Rivera le replica ¿por qué? La pregunta es natural, ¿por qué no va a poder decir lo que piensa? Estamos en el Parlamento, no en un debate de instituto. La libertad de expresión es siempre importante, pero en los parlamentarios es, además, la esencia de su función. Si Rivera miente, difama o injuria ya habrá mecanismos jurisdiccionales para defender la verdad o el honor; pero no es tarea de la Presidenta de la Cámara corregir a los diputados como si fueran párvulos. Es un error el de Núria de Gispert; pero que, además, denota una escasa sensibilidad hacia la esencia de la democracia: la libertad.

Hoy hemos vuelto a ser testigos de esta preocupante restricción a la libertad de expresión. En el debate que se desarrollaba en el Parlamento y por alusiones toma la palabra el diputado de las CUP David Fernández. Esta es la intervención:


No sé cuáles eran las alusiones; pero esta claro que la intervención de David Fernández no se limita a responder alguna referencia que se hubiera hecho a su persona, sino que entra en la valoración política de la manifestación del 12 de octubre. Ante esto, Jordi Cañas, que tenía la palabra pedida con anterioridad, interviene. Aquí está también el vídeo:


A David Fernández se le permitió decir todo lo que le vino en gana, tuviera que ver o no (más bien no) con su persona. En cambio a otro diputado se le corta el micrófono cuando va a entrar en el debate. Para acabar se le dice claramente que se calle y se acaba -en una actitud realmente extravagante en la presidenta de una cámara legislativa- diciendo que los diputados que aplauden al censurado "no tienen vergüenza". Cuando ante esta situación una parte de los diputados de la Cámara abandonan el pleno la presidenta, en vez de mantener la serenidad que, se supone, va con el cargo, corea su salida diciendo "perfectamente, marchen, perfectamente".
Lamentable, triste, doloroso. Hace unos meses el Parlamento de Catalunya dejó de ser un órgano constitucional. La aprobación de una declaración de soberanía claramente contraria al Estatuto de Autonomía de Catalunya y a la Constitución que le sirve de fundamento coloca a la Cámara extramuros del ordenamiento (al menos substancialmente y desde un punto de vista político; formalmente todavía lo es en tanto no desacate la suspensión de la declaración decidida por el Tribunal Constitucional). Aún así es un foro de diálogo imprescindible para la sociedad catalana. Si acaba convirtiéndose en la grada de un campo de fútbol donde los hooligans se limitan a lanzar consignas ante la mirada de un árbitro parcial habremos perdido uno de los pocos espacios de esperanza en un país que parece decidido a moverse únicamente a golpe de manifestación.

8 comentarios:

TE ATRAPARE dijo...

Hola, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices y es más, te invito a leer mi blog, donde hace justamente un año escribí un artículo, donde describo mi sentimiento, con respecto a todo lo que está pasando, no te pierdas la respuesta que le doy a alguien que me hace un comentario previsible.
Voy a seguir tu blog y a difundirlo, espero que tú hagas lo mismo con el mío, todos a la manifestación de mañana.
Un saludo.
http://teatrapare.blogspot.com.es/2012/10/es-posible-sentirse-catalan-y-espanol.html

ciudadano catalán dijo...

"Un espacio abierto a todas las ideas, por locas que sean, y a todos los planteamientos, por alejados que estén de los pareceres comunes."

Bien con esta premisa voy a comentar su blog y parte de lo que he leido en el. También voy a comentar, ya por extensión, lo que he leido en otros medios, y que en cierta medida comparten los puntos de vista que usted plantea aqui. Hablando claro, la premisa de ciertas instituciones, partidos, grupúsculos y particulares (desde C's, hasta el Casal de Tramontana, pasando por PP y plataforma 12O) es ésta: El catalán medio es imbécil, no tiene juicio político própio y está tan vacío de voluntad y cultura política que es manipulable. Una persona estrecha de miras que se centra en el terruño provinciano. En concreto ahora está siendo manipulado por una caterva de seres perversos, que manipulan la historia y la realidad social para separarlos de su matriz primigenia y usar esa masa de descerebrados para fines propios. En otras palabras, los ciudadanos de Cataluña viven en una especie de estado nazi o estalinista (dejo el adjetivo a gusto del consumidor).

Toda una serie de fuerzas políticas y civiles han emprendido una campaña para engañar al catalán y hacerle creer cosas que no son. Manipulan medios, inventan historias y tiene a su disposición instituciones públicas (Institut d'Estudis Catalans, TV3) y privadas (Grup Godó, l'Avui...) para hacer más claro el engaño.

ciudadano catalán (cont.) dijo...

En definitiva, el catalán, como el buen salvaje, no era así. Algo lo está sacando de su naturaleza bondadosa y dócil y lo está conduciendo a un destino oscuro (vamos, como los alemanes en los 30)

No voy a contradecir ese argumento, puesto que no conozco a la gran mayoría de los ciudadanos catalanes. Conozco a unos pocos, no sé si una muestra representativa de la realidad catalana, pero puedo decir de ellos que no encajan en esa descripción de persona imbécil y manipulable. Todo lo contrario, algunos de ellos, tienen altos grados de educación, una cultura bastante amplia y son personas de esas que podemos decir que "han visto mundo", saben varios idiomas de importancia mundial y tiene como costumbre leer prensa estrangera, también tienes amistades en diversos lugares del mundo que cultivan con esmero. Considero que sus opciones políticas son sólidas y argumentadas y sí, son nacionalistas unos y otros incluso independentistas. Y sus opciones políticas lo son de hace mucho, mucho antes de la supúesta ofensiva adoctrinadora. Por supuesto que alguien podrá decir que esos argumentos en los que se basan son fruto de incorrecciones históricas, de visiones sesgadas, pero eso ya entra dentro del terreno de otros profesionales y estudiosos. Por otro lado tampoco son nuevas, si no que siguen una tradición que podemos considerar bastante antigua, teniendo en cuenta la vertiginosidad de la historia moderna.

Por eso digo que no creo yo en esos argumentos que ustedes dan, ni en esos pequeños detalles que ustedes denuncian como pruebas de una supuesta manipulación de la sociedad catalana. Libros para adoctrinar a los niños, programas emitidos en televisiones públicas destinados a lavar el cerebro... cree usted que tanta gente está equivocada? podria ser, hay cierto chiste que alude a las ideas de la masa "coma mierda, un millón de moscas no pueden estar equivocas". Eso me lleva a otro asunto, creen ustedes que tienen razón en lo que dicen y son los secesionistas los incautos equivocados? Creen ustedes, los de la facción "unionista" (por decir algo, existe el catalán secesionista, por tanto su opuesto podria ser el "unionista", si no le gusta el término es libre de sugerir otro), que están en lo cierto? Con "en lo cierto" me refiero a sus plantemientos, a esos que vienen a indicar una supuesta manipulación de masas y cierta tontez del catalán medio.

Lo puede decir eso un ciudadano de uno de los paises con más analfabetos funcionales de Europa? (como poseedor de un Documento Nacional de Identidad me incluyo entre los ciudadanos de ese país, no entre los analfabetos). No será entonces que la imbecilidad y la manipulabilidad ciudadana es una característica intrínseca de todo ciudadano ibérico, sea cual sea su región de residencia? Y con esto voy ya al grano, no será que usted también participa de cierta tontez fomentada por las élites del centro de la meseta?

Me parece perfecto que usted en su Blog denuncie esos presuntos intentos de manipulación de la ciudadanía catalana, ese aparente intento de crear una sociedad catalana ideal e irreal y supuestamente alejada de la verdadera, pero me parece un poco sospecho, cuando no falto de rigor, que en este Blog, no se haga referencia a los mismo intentos de manipulación por parte de instituciones, grupúsculos y partidos afincados o afines a la idea de cierta España. Y no sólo se refieren al "problema cataluña" esas manipulaciones y mentiras si no al bienestar de los ciudadanos españoles. En mi opinión, usando las mismas tesis de ustedes, podriamos decir que españa y los españoles están sufriendo a su vez un proceso de adoctrinamiento, tanto o peor que el que los ciudadanos catalanes sufren en Cataluña. Por ese motivo recelo mucho de ciertas opiniones y afirmaciones vertidas en medios similares al suyo o de mayor importancia.

ciudadano catalán (cont. II)) dijo...

Disculpe este último párrafo, igual he juzgado mal su Blog, he de reconocer que no lo he leido en profundidad y tal vez se me haya escapado algún post dedicado a ello. Por otro lado reconozco muy pueril ese argumento de "pero el otro también", pero veo necesario estar seguro de que mi interlocutor no esta sufriendo los vicios que parece denunciar.

Y puesto que esto se está haciendo demasiado largo, dejo aqui unas preguntas, para la reflexión tanto suya como de los lectores:

Realmente creen ustedes que en Cataluña, y solo en Cataluña, hay déficit democrático?
Realmente creen ustedes que en Cataluña hay una manipulación sitemática de la ciudadanía, intencionada y ajena a la voluntad popular?
Realmente creen ustedes que hay intimidación y cierta agresión a los que piensan de manera diferente en Cataluña?
Hablando claro, cree usted que se agrede y coacciona de alguna manera a aquel que se declara español?
Consideran ustedes el sentimiento independentista catalán un tipo de agresión a la identidad española? Les es ofensivo? Por qué?
Realmente creen que el resultado de una consulta sobre la independencia de Cataluña sería fruto de un lavado de cerebro colectivo y no de la voluntad política de ciudadanos autónomos y libres? Creen ustedes que los ciudadanos catalanes no tienen suficiente madurez para decidir su futuro?
Ya que estamos con la consulta, sería esa consulta (un ejercicio de democracia) una afrenta a los ciudadanos de españa?
Última pregunta, cree que los ciudadanos catalanes son especialmente tontetes?

Para terminar solo puedo decir una cosa, la Cataluña que ustedes dibujan me recuerda un relato de política ficción.


Rafael Arenas García dijo...

Hola "Te Atrapare". Gracias por pasarte, por el comentario y por el link de tu blog. Lo seguiré y seguro que tenemos nuevas ocasiones de comentarnos. Un saludo

Rafael Arenas García dijo...

Hola "ciudadano catalán",

yo creo que todo el mundo es manipulable. Diría que es consustancial a nuestra naturaleza. Por otra parte, es cierto que los nacionalismos (todos ellos) se basan en gran medida en presentaciones sesgadas de la realidad. He escrito sobre algunas de esas presentaciones parciales de las que es autor el catalanismo y también he escrito sobre la manipulación con que se enseña esa historia mítica de España que arranca en los Reyes Católicos. El que exista un grado de manipulación en la sociedad no convierte a esta en nazi o estalinista. Estados Unidos, por ejemplo. Nadie con sentido común sostendría que es un país nazi o estalinista; sin embargo recuerdo que cuando iba al instituto tuvimos a un alumno americano de intercambio que se asombraba de que en Europa no estuviéramos agradecidos por que ellos, los americanos, aceptaran comerciar con nosotros. ¡Ni me imagino en qué forma explicaban a ese chaval el papel de Estados Unidos en el mundo!
Quizás la muestra más clara de que la manipulación ha llegado a un nivel importante es que se niegue en redondo que existe tal manipulación, y últimamente me encuentro con gentes aquí en Cataluña que lo niegan. Me pasa cuando discuto con gentes de la derecha clásica española; a los que es muy difícil convencer de que las cosas que les han contado desde pequeñitos no son ciertas; pero aquí en Cataluña es nuevo este fundamentalismo. Aquí se respiraba un espíritu crítico mayor.
Es sorprendente, por ejemplo, que tanta gente piense que la independencia que proceda de una declaración unilateral de independencia no planteará ningún problema cotidiano, y que defender lo contrario no es más que una muestra del "discurso del miedo" (sea lo que sea eso del discurso del miedo).
Creo que sería bueno que se debatiera con claridad y rigor sobre todo lo que está pasando. Esa es la mejor cura para la manipulación.
Saludos cordiales

Rafael Arenas García dijo...

Disculpe "ciudadano catalán". Se me habían quedado "traspapelados" entre otros correos sus dos últimos comentarios, que ahora publicó con un par de días de retraso. Solamente había leído el primero de ellos antes de escribir mi propio comentario; pero creo que, en lo esencial, da respuesta también al segundo y al tercero.
Solo añadiría que este es un blog personal y que, por tanto, voy escribiendo sobre lo que me llama la atención y si encuentro un momento para ello; eso explica la irregularidad en las entradas. No me preocupa, por tanto, que no haya un equilibrio entre críticas a unos y a otros. Sí que he criticado alguna cosa que viene "desde la Meseta" (así a voz de pronto me acuerdo de una de no hace mucho tiempo titulada "un poco de historia").
Yo también conozco a independentistas cultos, conscientes y de convicciones antiguas y profundas. Uno de mis mejores amigos (y no tengo muchos) es precisamente un convencido independentista, votante de las CUP y con un conocimiento extenso y profundo de la historia de Catalunya y de la política catalana. Evidentemente, no todo el mundo es así. El otro día debatía con una conocida mía independentista (y con un título universitario) y en el curso del debate mencioné la Constitución de 1812, a lo que ella me replicó inmediatamente "la que tenemos ahora". Me reí, aunque tampoco entendía muy bien la broma; la miré y vi que no estaba bromeando, que de verdad pensaba que nuestra Constitución es del año 1812. En otra ocasión me encontré con un conocido que sin ningún pudor y totalmente en serio me dijo que los andaluces eran todos unos vagos y que era imposible que trabajaran.
No quiero elevar la anécdota a categoría; pero como ha salido el tema de si la gente es manipulable o no, pues le confirmo que existen independentistas muy conscientes de lo que es e implica la independencia y de las razones que pueden conducir a ella y otros que más bien actúan únicamente de oídas y con escasa reflexión. Evidentemente esto también pasa entre quienes no son favorables a la independencia. Algunos tendrán criterio y otros estaremos tan manipulados como usted indica.
Sobre si la manipulación aquí es mayor que en otros sitios, pues no lo sé. Paso poco por Madrid y lo cierto es que cuando veo Telemadrid se me ponen los pelos de punta; pero como dice, el argumento del "y tú más" no nos lleva a nada. Como decía otro conocido mío independentista hace poco, si tenemos que justificar TV3 a partir del argumento de que Telemadrid es peor es que no vamos en la dirección correcta.
En fin, que gracias por pasarse y comentar. Debatir siempre es un ejercicio saludable y usted lo hace sin faltar al respeto, lo que siempre es de agradecer.

Anónimo dijo...

También, añadir que la manipulación evidentemente no se ha hecho, ni tenía el objetivo fijado en los ya convencidos, de la independencia de larga data, si no, esta apuntaba y apunta, a los asimilados. Es decir, a todos los hijos de inmigrantes de origen español y nietos de aquella gente, que vino a trabajar a Cataluña en época del franquismo, en los años 50.
Debe usted tener en cuenta, que en Cataluña se da la circunstancia de que por demografía y por costumbres sociales y de otra índole que no tengo tiempo de comentar, los inmigrantes de origen andaluces en su mayoría, tuvieron muchísimos hijos e hijas con el resultado de que si hiciéramos un censo “racial” los españoles, catalanes de nuevo cuño “neo catalanes”, ganan por goleada a los catalanes de toda la vida. Los Pujol, Puigdemont, etc…No se han reproducido con la misma velocidad, ni prolijidad.
De este asunto, la oligarquía catalanista y los nacionalistas catalanes, estaban al tanto, así que desde hace 25 años, se puso en marcha una campaña genial de manipulación de los asimilados, con notable éxito por cierto, tan notable, que de hecho son mucho más beligerantes los de neo catalanes, en su afán de independencia, que los catalanes de toda la vida.
Un saludo.