Antifascistas

lunes, 24 de mayo de 2010

Maravilloso final de Lost

Justo al terminar el último capítulo de "Perdidos", me sentía confuso; pero, a la vez, satisfecho tras haber visto un capítulo que me había emocionado, entretenido e intrigado. Las últimas escenas, volviendo al principio de la serie son bellas y, con expresión que los que me conocen saben me gusta mucho "inspiring". Se trata de un capítulo bien construido y que sabe mantener enredado al espectador en todo momento.
Queda por ver cómo resuelve las incógnitas que la serie ha ido abriendo; y creo que aquí también acierta. Durante las seis temporadas se había especulado con la posibilidad de que todos los habitantes de la Isla estuvieran muertos y lo que les pasaba fuera parte de una especia de "prueba post-mortem"; que la Isla fuera una especia de Purgatorio o de Infierno. En el último capítulo juegan con esa idea (y ahora te das cuenta que durante toda la Sexta Temporada); pero dándole la vuelta. Me explico. He oído en Cuatro a algunos mantener que el último capítulo daba a entender que todo había sido una especie de sueño de Jack. Nada más falso. En realidad este último capítulo te permite entender perfectamente toda la Sexta Temporada y elimina cualquier posibilidad de entender que todos los habitantes de la Isla habían muerto en el accidente. Lo que queda claro es que lo es una especie de sueño (no es real) es la Realidad Paralela que se ha desarrollado durante la temporada final de la serie.
Volvemos al final de la Quinta Temporada. Detona la bomba atómica, Juliet muere y Kate, Jack, Sawyer... son catapultados al año 2007, donde ya se encontraban el resto de personajes. A partir de aquí los hechos que se suceden "realmente" son los que pasan en la Isla en el año 2007 (olvidémonos de la Realidad Paralela). Sayid y los Kwon mueren en el submarino, Jack en el momento final del capítulo; Hugo y Ben se quedan en la Isla para protegerla durante no se sabe cuántos años; y Sawyer, Kate, Claire y el resto que suben en el avión regresan y no sabemos qué vida viven hasta la hora de su muerte.
Lo que sucede en 2004 es una especie de limbo en el que cuando ya todos están muertos (algunos muertos en la Isla, otros fuera de la Isla) se reúnen para recordar e "ir hacia la luz". Por eso en la realidad paralela todos tienen vidas más cercanas a lo que hubieran deseado (Jack tiene un hijo, Desmond es respetado por Charles Widmore, éste está casado con el amor de su vida, Faraday toca el piano...). Aquí sí que están muertos, y cuando son capaces de recordar su vida, entonces, están preparados para "marchar". Es significativo que Hugo (muerto) le indique a Ben (también muerto) que había sido un gran segundo; ¿qué aventuras durante los años compartidos por ellos dos en la Isla se esconden tras esa apreciación? El único que no quiere partir de momento es Ben, que vive feliz con su recién adquirida familia. Pobre Ben.
En fin, tratándose de Lost, es todavía más necesario recalcar el carácter de "hipótesis inconclusa" de lo que aquí digo; pero no quería dejar pasar la ocasión de ponerlo negro sobre blanco. Lo que se escribe parezca que supere viajes en el tiempo, cambios de realidad y el olvido que inexorablemente acompaña al paso de los años.

14 comentarios:

Tin Lizzie dijo...

Yo pienso igual, me ha parecido el mejor final posible, de una serie que nos ha tenido en vilo durante 6 año. Hay foros en los que critican estos episodios con unos niveles de decepción desproporcionados, como sin nos debieran algo. Y creo que es alreves. Saludos!!

Rafael dijo...

Ya he visto algunas de las críticas que se hacen. Yo también creo que son excesivas. La historia está suficientemente explicada, exigir que se explique lo de la estatua o porqué no pueden llevarse a término embarazos en la Isla, o lo de los números, es tanto como pretender que Dante hubiera explicado en la Divina Comedia qué representan el leopardo, el león y la loba del Canto Primero del Infierno o qué es el Valle de los Príncipes Remisos del Purgatorio. Eso no es lo importante, sino cerrar el círculo, y eso se hace de manera magistral, permitiéndonos, incluso, intuir la vida futura de los principales personajes sobrevivientes; y dejando abierta la puerta para que los intérpretes vayan llenando los huecos. Quizás alguien encuentre el sentido de la serie de números; me extrañaría que fuera puro azar, por ejemplo.
En definitiva, una serie que se puede ver y volver a ver, precisamente porque ha conseguido encontrar el equilibrio entre lo que se ha de contar y lo que se ha de ocultar.
Gracias por pasarte y comentar.

malena dijo...

yo no he visto la serie, pero parece bastante interesante y quedó a muy doc con tu blog...hipótesis.

saludos y abrazos

pd. todo un crítico

Martaatticus dijo...

Profesor, por la hora de la publicación veo que madrugó para ver el capítulo..yo también.
Estoy de acuerdo con que el final es magistral y eso que yo venía bastante decepcionada con la sexta temporada. La razón de mi decepción no es tanto la falta de resolución de los misterios como el hecho de haberlos ido borrando, ignorando. Si hubieran estado presentes, como en toda la serie hubiera entendido que no se resolvían, como tantas cosas que no se pueden resolver pero que lo impregnan todo, en este caso lo he vivido más como un "escurrimiento del bulto".
Más allá de eso..ver morir a Jack..y verlo todo desde una perspectiva lejana (ya todos han muerto, entendemos que algunos de ellos mucho, mucho después que Jack) me ha sobrecogido.

Saludos!

emilio dijo...

Si te digo la verdad, Rafa, no he visto ni un capítulo de la serie. a lo mejor me he perdido algo cojonudo...

Rafael dijo...

Hola Malena, sí, efectivamente, hipótesis inconclusas todas ellas. A ver si en algún momento te animas a ver la serie.
Saludos.

Rafael dijo...

Hola Martaatticus,

si una serie sobrecoge me imagino que poco más se puede pedir. Quedan misterios, claro; pero también tenemos muchos años por delante para mirar y remirar la serie, pensar e intentar resolverlos; al fin y al cabo es lo que hacemos con todas las obras de arte, interpretarlas y reinterpretarlas.
Saludos

Rafael dijo...

Hola Emilio,
bueno, hay gente a la que no le gusta; pero yo probaría. Hace años no la seguía. Recuerdo a mi mujer y a mi hija viendo algún capítulo mientras yo hacía otras cosas. Hace unos meses unos compañeros me convencieron para verla, y me ha encantado.

jpolinya dijo...

Coincido contigo

http://demiratgesialtresatzucacs.blogspot.com/2010/05/lost-els-ultims-capitols.html

en que ha sido un final no sólo lógico sino necesario.

Mi interpretación, sin embargo es que le debe mucho a otras series, como, sin ir más lejos, "entre fantasmas", ese ir, finalmente, hacia la luz, y en ese aspecto, la comparación con un "purgatorio" cristiano, o con el tránsito budista no me parece extemporánea.

Y prefiero hablar más de budismo que de cristianismo, ya que la doctrina en la que el yo es una ilusión más, permite entrar en el juego del yo colectivo que forman los "supervivientes" (más bien fantasmas).

Lo que me parece claro es que el doble capítulo no ha desmerecido del tono general de la serie.

Salut

Rafael dijo...

Hola Julio,
la serie debe mucho a otras. La cita, la consideración de obras anteriores, es una constante en el arte; y en Lost también se aprecia."Entre fantasmas" ahí está, y también "Los otros" de Amenábar (y el Sexto Sentido). A mi hay cosas que me llevan a la Divina Comedia y, seguramente, habrá referencias a otras películas, libros, series... Ahí está una de las cosas buenas de la serie.
Un abrazo.

jpolinya dijo...

A tu comentario en mi blog:

Digamos, en cualquier caso, "limbo" de un "purgatorio" previo.

Mi interpretación es que lo único real es el accidente sin supervivientes, que les lleva a una "isla" inexistente, y a sucesivos e intemporales mundos paralelos, hasta que consiguen alcanzar el "nibbana" o nirvana (el acceso a la luz)

Todo muy deudor, en suma, del budismo.

jpolinya dijo...

Por cierto, acabo de leer este soneto de Borges (o quasi soneto, ya que la rima no es exactamente la clásica) en su libro "el otro, el mismo" que me ha llegado al alma:

ODISEA, LIBRO VIGÉSIMO TERCERO

Ya la espada de hierro ha ejecutado
la debida labor de la venganza;
ya los ásperos dardos y la lanza
la sangre del perverso han prodigado.

A despecho de un dios y de sus mares
a su reino y su reina ha vuelto Ulises,
a despecho de un dios y de los grises
vientos y del estrépito de Ares.

Ya en el amor del compartido lecho
duerme la clara reina sobre el pecho
de su rey pero ¿dónde está aquel hombre

que en los días y noches del destierro
erraba por el mundo como un perro
y decía que Nadie era su nombre?


Sencillamente, maravilloso.

Alex Mayer dijo...

Bueno Rafa ya acabé la serie. Me ha encantado el final, aunque no acabo de estar de acuerdo en la interpretación que tú haces. Pero ahí está la gracia creo... y es lo que quieren los guionistas. Que tengamos opiniones distintas!
Si bien me parece muy buena interpretación la que tú haces y perfectamente posible, creo que cuando detonan la bomba en los 70 digamos que "abren" un nueva línea temporal, un universo paralelo en el que no se estrellan. Creo además, que tanto Juliette como Jack cuando mueren en el presente en la isla consiguen "ver" el otro universo, o se dan cuenta de que sí funcionó lo de la bomba (Juliette cuando muere dice "ha funcionado", en la versión original "it worked", refiriéndose a que la explosión sí les ha llevado de alguna manera a casa). El mundo paralelo es bastante mejor para todos, pero no es el suyo. El suyo es en el que se estrellan, y por eso en ese mundo todos van al otro lado al mismo tiempo, todos juntos, porque es como empieza "la parte más importante de vuestras vidas" en palabras de Christian Shepard. En el mundo que se estrellan unos mueren antes y otros después, y en el mundo paralelo cuando consiguen recordar ya han vivido o ya tienen los recuerdos de toda su vida, sea más larga o más corta. Y se marchan todos juntos porque así empezó su historia en la isla, todos juntos, y así deben acabar.
Por cierto Christian Shepard (la traducción del nombre es Pastor Cristiano... casualidad? ) para mi es un angel, o un guía espiritual, o quizá San Pedro o el mismísimo Dios. Y hay dos imágenes del último capítulo en las que apoyo esta teoría: Cuando Jack toca su ataúd y empieza a hablar con su padre fallecido detrás del mismo hay un ventanal en el que se ve claramente seis símbolos. Uno es la media luna y la estrella islámica, la cruz católica, la estrella de David, el timón ese que creo que es budaísmo... y en definitiva seis símbolos de seis grandes religiones. Y Christian queda como en medio de los seis. Además es él quien abre las puertas por donde entra toda la luz. Por último, no creo que el humo se hiciera pasar por él, porque aparece también en el barco, en la ciudad al lado de Jack... creo que ahí el humo negro miente. Christian existe en sí mismo, y además su cadaver no es encontrado ni en la isla ni cuando abandonan la Iglesia (casualidad? Si fuera un fantasma o el humo negro, su cuerpo debería estar en su sitio). Para mi Christian es la ayuda que necesitan, que no tiene mucho que ver ni con el humo ni con Jackob. Para mi está por encima de ellos.
En resumen apasionado final de Lost. Muchas gracias por dejármelo.
Bueno qué opinas?

Rafael dijo...

Hola Alex, me gusta tu interpretación. Ya decía que la mía no pasa de ser una hipótesis, y eso es lo bueno, que deja abierta la posibilidad de interpretar y reinterpretar. A mi me parece que hay elementos que apoyan la mía. Por ejemplo, el "it worked" que mencionas está dicho, en realidad, por la Juliette muerta, y se refiere a la máquina de comidas de la que Sawyer le ayuda a sacar una tableta de chocolate. No está dicho por la Juliette de los 70, sino por la de la realidad paralela que, como te digo, me parece que es una especie de limbo donde todos se encuentran una vez muertos. Por eso la madre de Faraday no quiere que le digan que está muerto, porque no quiere que se vaya, y por eso Ben también se queda. Si en vez de decir que están muertos decimos que es una realidad paralela a la "real", la que se desarrolla en 2007 estaremos hasta de acuerdo.
Está muy bien visto lo de Christian Sheppard. Da que pensar tu interpretación. Encaja, tengo que volver a verla. Podría ser una figura como de Jesús, en permanente conflicto en este caso con... Dios Padre, sin asumir completamente su condición divina. Da juego, sí.
Me alegro de que te haya gustado la serie. Ya comentaremos en vivo. Abrazos.