Un libro

miércoles, 12 de marzo de 2014

Baño de realidad

Ayer, 11 de marzo, compareció en la Comisión del Parlamento de Cataluña sobre el derecho a decidir el profesor Gregori Garzón Clariana, Catedrático de Derecho internacional público en la Universidad Autónoma de Barcelona y catedrático Jean Monnet de Derecho de la UE. El profesor Garzón ha sido funcionario del Servicio Jurídico de la Comisión Europea y Director General del Servicio Jurídico del Parlamento Europeo (aquí puede consultarse su currículum).



Se trata de un experto en Derecho de la UE que, además, conoce su práctica desde la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, su intervención en la Comisión del Parlamento sobre el derecho a decidir se ha ocupado de las consecuencias de una hipotética secesión de Cataluña desde la perspectiva del Derecho Europeo. Su comparecencia, extensa y detallada creo que se convierte en una pieza fundamental para el debate sobre las consecuencias de la independencia de Cataluña tanto por la información aportada, la riqueza de los análisis, el rigor en el razonamiento y la ecuanimidad en el planteamiento. Evidentemente, si uno se queda con los titulares de algunos diarios no tendrá una cumplida imagen de lo que ha dicho el profesor Garzón. Es por eso que cuelgo aquí tanto su intervención como las respuestas que ha dado a las diputados que han intervenido (en la web del Parlament de Cataluña pueden encontrarse todas las intervenciones). La intervención son más de 35 minutos y las respuestas casi 30, pero cualquiera que quiera opinar sobre este debate debe inexcusablemente tener en cuenta estas intervenciones, a salvo de que no le importe expresar opiniones sin tener en cuenta todos los elementos presentes en el debate.



Esta es la intervención inicial del profesor Garzón. Destacaré algunas de las cosas que dice:

- La independencia de Cataluña supondría una discontinuidad respecto a su integración en la UE (minuto 7), esto es, debería negociar su adhesión a la UE como cualquier otro Estado. España, en cambio, seguiría siendo miembro de la UE.

- La teoría de la ampliación interna, aquella que defendía que la secesión dentro de un Estado miembro no podría implicar que los ciudadanos del nuevo Estado dejaran de ser ciudadanos europeos (aquí puede verse un vídeo donde se desarrolla esta idea), carece de base jurídica (minuto 19).

- La pérdida de la nacionalidad española supondría la pérdida de la ciudadanía europea (minuto 21).

- La incorporación de una Cataluña a la UE sería un proceso largo y que no puede - hoy en día- realizarse con carácter previo a la independencia (minuto 25).

- La entrada de Cataluña en la UE podría tener dificultades no solamente por las que planteara España, sino que otros países podrían plantear problemas. En este sentido es muy significativo lo que relata en el minuto 30 sobre la posición francesa al hilo de los debates que siguieron al planteamiento de la posibilidad de que el catalán pudiera ser utilizado en las instituciones europeas.

- No sería imposible que Cataluña llegara a acuerdos con la UE, pero hay que tener en cuenta que los tratados de asociación de la UE con Estados europeos se consideran un paso previo a la adhesión (minuto 32).

En definitiva, una intervención que desmonta las fabulaciones que han ido floreciendo en ciertos medios independentistas sobre la continuidad de Cataluña en la UE, la imposibilidad de que los ciudadanos catalanes perdieran su condición de ciudadanos europeos o la posibilidad de una adhesión express de una hipotética Cataluña independiente.

Quizás esta intervención no satisfizo a algunos de los diputados presentes, y en concreto la Ilma. Sra. Gemma Calvet, de ERC intentó que el Dr. Garzón se volviese a plantear algunos de los temas que habían ido saliendo en su ponderada intervención anterior. Dejo aquí la intervención de la Sra. Calvet.


Y, claro, el profesor Garzón ha de responder. Dejo aquí su contestación.



Como puede apreciarse el profesor Garzón indica que los representantes de las instituciones europeas ya han dejado claro que no habría continuidad en la pertenencia de una Cataluña independiente en la UE, lo que resulta significativo (a partir del minuto 1). También deja claro que no hay duda de que la pérdida de la nacionalidad de un Estado miembro supone la pérdida de la ciudadanía europea (minuto 3:24). Además, sin un cambio de los Tratados no sería posible la incorporación automática de una Cataluña independiente en la UE (minuto 8).

Finalmente, tras la intervención de otros diputados el Dr. Garzón realiza su última intervención en esta sesión de la Comisión para el derecho a decidir del Parlamento de Cataluña. Dejo aquí también el enlace:


Aquí no deja de indicar que las personalidades europeas que verían como "normal" un referéndum en Cataluña son minoritarias (minuto 3) y que la conservación de la nacionalidad española es una decisión de España y decir que tras la secesión los catalanes conservarían la nacionalidad española "es una ingenuidad que mata" (minuto 7). En el Derecho europeo, además, han de respetarse las reglas de juego (minuto 8).

En definitiva, una intervención que hay que ver y escuchar. Aporta muchas claves que deberían ser tenida en cuenta por nuestros políticos, contribuiría, sin duda, a que hubiese algo más de rigor en el debate público. Quienes hayan llegado hasta aquí podrán juzgar si la prensa que ha dado cuenta de la intervención ha sido fiel o no a su contenido.

9 comentarios:

Radu dijo...

En el primer punto que destacas ya te equivocas. No lo dice Garzón, sino que está citando palabras de políticos europeos. En general, tu artículo está bastante mal.

Rafael Arenas García dijo...

Sí, Radu, políticos europeos como el Presidente del Consejo y el Presidente de la Comisión, opiniones, por tanto, que han de ser tenidas en cuenta, tal como indica en su comparecencia el profesor Garzón. En fin, ahí está lo que él ha dicho, que es lo importante, yo animo a que se vea y que cada cual saque sus propias conclusiones; aunque está claro que no hay peor ciego que el que no quiere ver

Radu dijo...

He tenido a Garzón de profesor por lo que he querido seguir muy atentamente su intervención. Él da algunas clases en la UAB, te invito a enviarle un correo y preguntarle si está de acuerdo con tus notas.
En segundo lugar, te invito a cambiar el primer punto, ya que tú mismo reconoces que no lo ha dicho Garzón, sinó que estaba citando en ese momento. Espero que sepas distingir una opinión de una cita.
Por último, discrepo de tu interpretación en casi todos los puntos. En general, omites lo que no te interesa. Solo espero que quien busque información escuche a Garzón y la interpretación que haces de sus palabras.

Rafael Arenas García dijo...

Si has escuchado la intervención entera verás que el profesor Garzón mantiene que una Cataluña independiente no continuaría en la UE, no solamente sobre la base de las declaraciones que han hecho el Presidente del Consejo y de la Comisión (antes del minuto 7 que señalo), sino porque tales declaraciones son coherentes con la práctica internacional sobre sucesión de Estados en lo que se refiere a la participación de los mismos en organizaciones internacionales (a partir de ese minuto 7). El profesor Garzón no mantiene que una Catalunya independiente continuaría siendo miembro de la UE, al menos con los datos e informaciones de los que disponemos ahora y teniendo en cuenta la práctica internacional existente en la materia (el caso de la India y Pakistán que él cita, por ejemplo) así que no veo razón para modificar lo que escribo.
Sobre que omito lo que no interesa. Estoy ansioso de que señales qué puntos relevantes he ocultado, a salvo del repetido en varias ocasiones durante la intervención de que, evidentemente, todo puede cambiar, pero sin que existan ahora elementos para pensar que tal cambio de los Tratados y de la práctica internacional vaya a producirse. Es decir, que lo que reflejo es lo que explica el Dr. Garzón sobre la situación actual del Derecho de la UE y del Derecho internacional. El que quiera agarrarse a que todo puede cambiar que lo haga, pero que luego no se queje de que la realidad es la que es.

enric dijo...

Excelente post, que me ha animado a verme la sesión completa de la comisión: ¡¡¡una auténtica clase magistral!!!

UN auténtico profesor, es el mejor elogio que se le puede hacer.

Radu dijo...

Enviale un correo a Garzón y a ver qué le parece tu post. Su correo es fácil de encontrar. Saludos y suerte!

Rafael Arenas García dijo...

Radu, lo primero que hice tras publicar el post fue enviarle un correo al profesor Garzón, a quien conozco personalmente pues somos compañeros en la UAB.

passejo dijo...

Muy interesante la intervención del profesor Gregori Garzón. Gracias por el post.

Dada mi insuficiente formación jurídica, no puedo criticar esa parte principal, pero sí soy consciente que cualquier legislación está sujeta a múltiples interpretaciones expertas, aunque el ponente les deje poco margen. Me limito a las dudas respecto a las implicaciones políticas de sus comentarios.

Como no se cansa de repetir el profesor Garzón, acota sus opiniones al derecho de los tratados de la UE, con una perspectiva institucional y jurídica, más realista (experimentada) que "profesoral" (teórica).
Tal vez el título del post sería más fiel a la realidad si dijera "Baño de realidad jurídica", aunque entiendo que perdería 'gancho'.

A pesar de sus advertencias, no són pocos los deslices a opiniones con matiz político. És lógico, pues la realidad es una y lleva forzosamente entremezclados ambos planos, el legal y el político, que se solapan. Sin embargo, por alguno de ellos me permito dudar de la tan buscada neutralidad ideológico-política del profesor Garzón en la comparecencia.

Un buen ejemplo de esas licencias es la anécdota que le permite insinuar una posible posición francesa reticente, y en la que encuentro significativo que:

1- El ponente dé relevancia a la opinión de un miembro francés de institución europea (por importante que sea su posición en el gobierno francés actual), sin duda representante de una postura ideológica particular y no necesariamente de 'la posición oficial francesa' como parece atribuirle. Y mucho menos para un futuro y un contexto tan distinto, como sería el caso.

2- Respecto a la expresión, no literal, presumo que suficientemente precisa como para reflejar su intención,
el propio representante se arrogue la potestad de decidir cómo hablará o dejará de hablar en el hemiciclo, cualquier diputado catalán-francés, por mucho que lo marquen "sus disposiciones institucionales" actuales.

i3- Que el posicionamiento, muy particular en relación a la lengua, fije la posición general de Francia respecto a los múltiples, complejos e importantes otros intereses a tener en cuenta en la ratificación de un nuevo estado miembro.

...

Rafael Arenas García dijo...

Gracias por el comentario passejo. Lo cierto es que no sé si de lo que explica el profesor Garzón se puede deducir cuál es su posición ideológica. Creo que tampoco importa mucho, porque lo que cuenta es lo que dice y cómo lo fundamenta. Todos tenemos ideología, pero eso no debería influir en el juicio que se hace de nuestras opiniones profesionales o técnicas si están razonablemente bien fundadas. De hecho, yo díría que la pista más clara que da sobre su planteamiento es la que sale al principio, cuando dice que no trae buenas noticias. Eso, supongo, que teniendo en cuenta que dice a continuación más bien lo coloca entre los partidarios de la independencia; pero como digo no creo que esto sea importante. Saludos