Antifascistas

domingo, 7 de septiembre de 2014

Chicos nuevos en el circo

A estas alturas de la temporada de Fórmula 1 ya podemos afirmar con cierto fundamento que los protagonistas del circo están cambiando. Este año nos hemos familiarizado con los nombres que serán el futuro de este deporte. Junto a estos tenemos pilotos más antiguos, pero que no habían tenido su oportunidad hasta ahora (Rosberg), a Hamilton estrenando el papel de veterano y a un viejo caballero sin caballo, Alonso; que cual mercenario curtido en mil batallas pena porque algún herrero forje para él una espada que le permita medirse con los jóvenes cachorros. Hamilton, Rosberg y Alonso han de compartir protagonismo con pilotos que empiezan ahora a ser conocidos por los aficionados: Ricciardo, Magnussen, Bottas, Kvyiat... Estos nuevos pilotos han comenzado a demostrar que ha de contarse con ellos y que, probablemente, en los próximos años serán los que ocupen espacios en las ruedas de prensa, en las pantallas y en los medios de información deportiva, igual que hasta hace poco los nombres que ahí estaban eran los de Alonso, Hamilton, Vettel, Button... y aún antes Schumacher, Montoya, Raikkonen, etc.



No oculto que de estos nuevos nombres el que más me interesa es el de Ricciardo. Es impresionante cómo este joven de 25 años, en su tercera temporada completa en la Fórmula 1 y la primera en Red Bull ha sido capaz de imponerse con claridad a su compañero de equipo, que es... el vigente campeón del Mundo, Vettel, un piloto que cuyos resultados le garantizan ya un puesto de honor en la historia de la Fórmula 1. Mi impresión es la de que Ricciardo es uno de esos pilotos que sabe que la Fórmula 1 es más estrategia que táctica; que sabe que los aficionados nos quedamos con los adelantamientos al límite, pero que las carreras se ganan gestionando neumáticos y combustible, analizando la situación y teniendo paciencia. Para mi es un clarísimo futuro campeón del Mundo.



Este año ha sorprendido también Valtteri Bottas, al que ha bastado que le dieran un coche competitivo, como es este año el Williams, para que haya mostrado que es un piloto capaz que ha dejado muy por detrás a su en teoría más experimentado compañero de equipo, Felipe Massa. Otro nombre a tener en cuenta.

Y ahora tenemos a dos debutantes: Magnussen y Kvyat. Magnussen es agresivo, agresivo (dos sanciones por echar a un compañero de la pista en las dos últimas carreras); pero más allá de eso se le ve lo bastante suelto como para competir con su experimentadísimo compañero, Jenson Button, campeón del mundo en el año 2009. Cierto que no todo el mundo tiene la suerte de debutar con un McLaren (aunque sea el McLaren tan poco lucido de este año); pero ha hecho lo suficiente como para que su nombre sea familiar a los aficionados; y eso también es un mérito.
Y finalmente, Kvyat. Otro debutante que ha cumplido los veinte años con la temporada ya comenzada. Ha dado muestras de talento en las primeras carreras desde un coche que no es puntero, como es el Toro Rosso. Hoy nos ha impresionado con la forma en que ha salvado los obstáculos de la escapatoria de la chicane de final de recta de meta al irse recto. Otro nombre que podrá dar que hablar en el futuro.





Y dejo para el final a Rosberg. Rosberg es un piloto veterano, de casi 30 años y con 160 grandes premios a sus espaldas. Nunca había tenido un coche ganador, y desde la clase media de la Fórmula 1 había demostrado solvencia y seriedad. Ahora tiene la oportunidad de ser campeón del mundo y para mi ha sido una enorme decepción. Siempre había apostado por él y ahora que se encuentra en el momento de demostrar la pasta de la que está hecho se deshace como azucarillo. Pasemos por alto la maniobra de Mónaco, donde en la calificación dejó aparcado el coche en una escapatoria impidiendo que su compañero Hamilton luchara por la pole (recuerdo obligado ahora para el otro alemán aficionado a aparcar el coche en Mónaco, Schumacher, que hizo lo mismo no sé si en 2008 o en 2009). Eso puede ser simplemente mala baba de campeón; lo que ya no tiene nada que ver con un campeón de Fórmula 1 es la desastrosa carrera de Hungría de hace unas semanas, en la que bastó que apareciera el agua para que se fuera para atrás de una manera vergonzosa para quien está luchando por el título mundial. A la carrera siguiente tiene el incidente con Hamilton en el que éste acaba con la rueda pinchada y hoy ¡se pasa dos veces de frenada en el final de la recta de meta! lo que le acaba costando la carrera.
¿Puede ser Rosberg campeón del Mundo? Si hay justicia, no. No es posible que un piloto que ha mostrado esta falta de contundencia en una temporada como ésta acabe inscribiendo su nombre en la lista de campeones mundiales. Espero que haya justicia y que no sea así.



La próxima carrera es Singapur. Una auténtica radiografía de pilotos, un circuito que saca la verdad de cada uno de ellos [Acelero, freno fuerte, curva a la izquierda, curva a la derecha, acelero un poco, freno, curva a la izquierda, acelero, acelero, acelero, giro un poco, freno fuerte, curva a la derecha, levanto el pie, acelero mientras salgo de la curva, acelero, acelero, a fondo hasta séptima, manteniendo el coche recto (es una falsa recta que va curvándose a la derecha), acelero un poco más, un poco más... clavo frenos y giro a la izquierda. Acelero, acelero, freno y curva a la derecha, acelero y enseguida curva a la izquierda, entrar centrado y acelerar lo antes posible. Acelerar, acelerar, acelerar y freno, giro a la izquierda, giro a la derecha, acelero... la chicane pasada saltando por los pianos, acelero y giro a la izquierda y me centro, levanto el pie, giro a la derecha, acelero, giro a la izquierda, cuidado con el muro, acelero y me centro, acelero, la pista va girando a la derecha pero sigo acelerando; clavo frenos mientras mantengo el volante a la derecha y sin dejar de frenar giro a la izquierda, enhebro la curva y comienzo a acelerar calculando no ir contra el muro. Me centro, acelero, acelero, acelero, freno, freno, giro a la derecha, acelero sin salir de la curva, acelero, acelero, curva a la izquierda acelerando y antes de acabarla freno y curva a la derecha, acelero y curva a la izquierda, acelero, cuidado con el muro, acelero, acelero, acelero un poco más y freno, curva a la izquierda, es el puente, acelero un poco, suelto acelerador y curva a la derecha, acelero, acelero, freno y curva a la izquierda, acelero, curva a la derecha, acelero, acelero, acelero y ahora a preparar la entrada en la recta de meta. Levanto el pie, bajo una marcha, giro y acelero cruzando toda la pista, el coche en el borde, acelerado a tope y recto, acelero, acelero, freno fuerte, curva a la izquierda... y así 61 veces]. ¿Qué veremos allí? ¿Veremos a un Ricciardo imperial? ¿aguantará Rosberg la presión? ¿dará Hamilton un puñetazo encima de la mesa para comenzar a encauzar su segundo título mundial? ¿podrá Magnussen contenerse entre los muros de Singapur? ¿Será Bottas capaz de derrotar a Massa en este circuito tan de piloto? La solución los días 20 y 21 de septiembre. 



No hay comentarios: