Ley y política en Cataluña

domingo, 4 de abril de 2010

Ferrari tiene un problema

El año pasado, comentando precisamente el gran premio de Malasia, dije que Ferrari comenzaba a hacer cosas raras. Este año ha vuelto a suceder. El año pasado le pusieron neumáticos de lluvia extrema a Raikkonen esperando un aguacero que nunca llegó. El finlandés destrozó las ruedas en unas pocas vueltas y tuvo que volver a entrar a poner neumáticos de seco. Este año la pifiaron en la clasificación esperando esta vez que parara una lluvia que, en vez de amainar, arreció. Incomprensible, cuando hay situaciones raras en la calificación lo que hay que hacer es estar todo el rato en la pista, porque nunca sabes cuándo llegará el buen momento, máxime cuando tienen un coche superior que con un poco más de gasolina es fácil que le saque dos o tres segundos por vuelta al pelotón de cola.
En la carrera, una nueva huida hacia adelante. A Alonso lo tienen dando no sé cuántas vueltas con las gomas duras esperando por si llovía y, así, se ahorraba una parada respecto al resto. Desde la televisión parecía que el cielo estaba despejado y, de hecho, no llovió. No sé si ahora que escribo esto han empezado a caer las gotas que hubieran salvado la estrategia de Ferrari. El caso es que como el agua no cayó en carrera Alonso perdió un montón de tiempo respecto a los que habían cambiado neumáticos antes que él. Bien es verdad que esto no hubiera cambiado nada, porque se hubiera tropezado igual con Button; pero es significativo que se empiecen a hacer cosas raras en la tercera carrera del campeonato, sin necesidad alguna, además, porque lideran la clasificación de constructores y en la de pilotos Massa y Alonso son primero y segundo, incluso después del desastre de carrera de hoy. En definitiva, un fin de semana para olvidar: pifia en la clasificación, estrategia aventurada en la carrera, rotura de cambio y de motor en el coche de Alonso y Massa felicitándose por un séptimo puesto. A ver si va a resultar que Ferrari va a volver a las extravagancias del año pasado. Veremos.
Al menos los Red Bull han acabado sin problemas ¡al fin! Me alegro por Vettel, del que me confieso admirador. Hemos visto también adelantamientos (Hamilton, Alguersuari, Massa), peleas bonitas y, en conjunto, una carrera muy interesante, y sin necesidad de que lloviera. Esta temporada promete ser de las mejores desde hace muchos años.

6 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

te dejo un abrazo...

Carlos Górriz López dijo...

La carrera fue preciosa, llena de adelantamientos, tapones, estrategias... Sólo falto la lluvia para que nos divertieramos más. Los alonsistas teneis que sacar la conclusión positiva: ¿cuántas veces se rompen los ferrari en una temporada? Ya habeis pasado una de las pocas que va a haber. Entre otras cosas, Alonso cuida bien los coches y trabaja en su preparación como nadie. Lo que me preocupa más es Schumaher. ¿El abuelito -con el que me identifico por edad- tiene un mal coche, chochea o le falta tiempo de adaptación? Carlos Górriz

Rafael dijo...

Gracias Adelfa, yo también te mando un abrazo.

Rafael dijo...

Hola Carles, sí la carrera fue estupenda, y lo mejor es que este año, seguramente, tendremos más carreras así. Ferrari tiene un problema de fiabilidad en los motores; pero, como tú, creo que lo resolverán, para algo son Ferrari. Lo que me preocupa más es el alocamiento de las estrategias, el ponerse nerviosos o el querer ser originales. En un deporte tan igualado eso es mortal.
Yo creo que Schumacher volverá a luchar por la victoria en poco tiempo. Lo que pasa es que tiene un compañero de equipo muy, pero que muy bueno. Rosberg no ha tenido los resultados espectaculares de Vettel, pero a mi me parece tremendamente sólido. Será un hueso duro de roer para el Kaiser, y los dos juntos forman, para mi gusto, la pareja más sólida de la parrilla, por delante de la que hacen en McLaren Hamilton y Button o de la de Ferrari.

emilio dijo...

Me llama la atención que Carlos y tú estáis de acuerdo al calificar la carrera de "preciosa". Yo no he tenido la oportunidad de verla, pero el otro día vi un titular que rezaba "¡qué aburridas son ahora las carreras!"
Naturalmente, no seguí leyendo...
PD. Gracias por enviarme información enviada por mail. esta noche o mañana la cuelgo.

Rafael dijo...

Hola Emilio. Sí, creo que vi la misma noticia que tú. Si la hubieras leído te hubieras dado cuenta de que el titular pretendía ser irónico, la carrera fue realmente divertida, con adelantamientos, emoción y todos los ingredientes que hacen atractiva la Fórmula 1. Yo también he utilizado este recurso en un post anterior. La razón de ello es que tras la primera carrera del Mundial muchos se quejaron de que el campeonato, con las nuevas reglas resultaría aburrido. Como la segunda y la tercera carrera han resultado excepcionalmente divertidas hay una cierta tendencia a hacer broma con el tema.
Un abrazo.