lunes, 11 de abril de 2011

Sobre periodistas y sanciones

Estaba decidido a dedicar esta entrada a la forma en que narran en La Sexta la Fórmula 1; nada podía decir sobre el Gran Premio de Malasia que no estuviera ya dicho en la entrada dedicada al Gran Premio de Australia: los cambios introducidos este año potencian el espectáculo, estamos viendo carreras divertidas con adelantamientos y emoción hasta el final. La superioridad de Vettel no nos permite dudar sobre quién ganará, pero todo lo que pasa por detrás tiene su miga, y eso está muy bien.
Como esto ya estaba dicho pensaba recrearme en cómo Lobato puede hacer que llegues a tomarle manía a Alonso, en cómo narrar de una forma tan poco objetiva, tan de colega empieza a resultar nauseabundo. Y que conste que soy seguidor de Alonso desde antes de que llegara a la Fórmula 1. Me parece que la mayoría de las críticas que se le hacen son infundadas y creo que es uno de los mejores pilotos que hay y, probablemente, que ha habido en el Campeonato. Pues bien, pese a todo eso no soporto la forma en que Lobato se alegra o hunde en función de cómo le va a Alonso en la carrera ¡leche, que hay más cosas que ver! Para empezar hay otro piloto español, Alguersuari, que está en la mitad del pelotón y con el que también nos podríamos entusiasmar un poquito. Y además hay emoción, adelantamientos, errores, pilotos como Vettel, Hamilton, Weber, Button, Schumacher, Rosberg... en fin, muchas cosas que contar aparte de cómo le va a Alonso.
Y luego está cómo todo lo que le sale bien a Alonso es porque es una máquina y todo lo que le sale mal es culpa de otros. Ayer cuando se llevó a Hamilton por delante el problema era que no le funcionaba el alerón móvil. ¡Si ya lo sabíamos! No le funcionaba, y a Vettel no le funcionaba el KERS ¿y qué? eso no da bula para luego cometer un error, hay que correr con lo que se tiene y si a tí te ha fallado el alerón a otros les ha fallado otra cosa.
Iba a hablar de todo eso; pero ya acabada la carrera surgió un tema mejor: las sanciones a Alonso y Hamilton. La sanción de Hamilton es debida que, parece ser que cambió varias veces de trazada en la recta para evitar el adelantamiento de Alonso, lo que está prohibido por el Reglamento. Si efectivamente fue así pocas dudas caben sobre la sanción a Hamilton: se trata de una vulneración consciente del Reglamento en un punto en el que, parece, es bastante claro (art. 20.2: "Manoeuvres liable to hinder other drivers, such as more than one change of direction to defend a position, deliberate crowding of a car beyond the edge of the track or any other abnormal change of direction, are not permitted"). Ciertamente esta regla puede resultar sorprendente, ya que implica que no pueden realizarse maniobras que "estorben" ("hinder") a otros coches, lo que parecería raro tratándose de carreras; pero es lo que hay, la Fórmula 1 no son los autos de choque, tal como expliqué en otra ocasión. La lucha debe hacerse buscando cada piloto la mejor trazada, no impidiendo la trazada del rival. Expresamente, además, se niega que pueda cambiarse más de una vez de dirección para evitar ser adelantado. Si Hamilton varió varias veces de posición en la recta su conducta era sancionable.
Y luego está la sanción a Alonso. Adelanto ya mi posición: debería haber sido considerado un incidente de carrera y ya está, porque puestos a hilar fino nos encontraríamos con que, si somos coherentes con la sanción, no podría intentarse siquiera el adelantamiento.
¿Cuál es la situación? Alonso está detrás de Hamilton en un punto en el que la trazada "normal" se sitúa en el extremo izquierdo de la pista y donde se va a fondo. Alonso se abre para adelantar y en ese momento Hamilton abandona también la trazada "normal", presumiblemente para cerrar la puerta a Alonso. Si Hamilton cambia la trazada antes de que Alonso inicie el adelantamiento bloqueándolo su acción sería correcta (el art. 20.2 permite un cambio de dirección). Ahí a Alonso no le queda otra que frenar y esperar o intentarlo por otro sitio. Si Hamilton cambia la trazada cuando Alonso ya está adelantando sería una maniobra prohibida por el art. 20.2 del Reglamento. En este caso la impresión que tengo es que ambos pilotos inician la maniobra de forma prácticamente simultánea: Hamilton no pretende echar a Alonso de la pista (lo que, de todas formas, no sería extraño en el inglés); pero lo cierto es que el choque coincide con una variación en la trayectoria del McLaren. Cuestión distinta sería que Alonso por no frenar lo suficiente o acelerar en exceso se comiera la parte de atrás del coche de Hamilton sin que hubiera ningún cambio de trayectoria; en ese caso sí que estaríamos ante un accidente provocado; pero en esta ocasión la maniobra de Alonso no hubiera producido ninguna colisión de no haber mediado el cambio de trayectoria de Hamilton que, de todas formas, no es punible puesto que no creo que Hamilton fuera consciente (ni podía serlo) de que Alonso ya había iniciado el adelantamiento. En resumen: un incidente de carrera que no debería ser punible. Sería preocupante que a partir de ahora los adelantamientos fallidos fueran penalizados, poco ganaría el espectáculo con ello.

5 comentarios:

Todo pasa por una razon dijo...

La reglas se modifican mediante los diferentes eventos que ocurren en la carrera y con un estudio profundo.

Saludos,

Postes de madera

Rafael dijo...

El problema de las reglas es su aplicación. Nos podemos encontrar con juicios absurdos pese a que las normas sean correctas; y a veces también pasa que con malas reglas el aplicador dicta buenas decisiones (es raro). En el caso de la F1 hay reglas que plantean problemas. El año pasado me ocupé de la que prohibía las órdenes de equipo y me parecía que no había por donde cogerla (http://jardindehipotesis.blogspot.com/2010/07/que-parezca-un-accidente.html).
Muchas gracias por tu comentario, saludos

recargas en linea dijo...

Sinceramente muchas veces las normas son para mejorar, aunque algunas veces dejan que ocurran siniestros para reformarlas.

Saludos

Nada te Turbe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nada te Turbe dijo...

Buenas, las reglas en algunos casos pueden ser falacias o se crean a partir de inducciones erradas. No obstante, siempre estan aquellas que contribuyen a un mejor desarrollo.

Saludos,

Hormigoneras