Un libro

domingo, 12 de octubre de 2008

Japón

Me ha gustado esto de la precrónica. Muestra a las claras que la Fórmula 1 es impredecible. Claro que si no fuera así ¿a quién le interesaría? En la precrónica había algunos errores debidos a mi desconocimiento y que, seguro, un especialista hubiera resuelto. Así, preveía que Alonso entrara a repostar en la vuelta 20 y lo hizo en la 18, también aventuraba que Kimi iría un poco más largo que él y en realidad respostó una vuelta antes. A Massa, a quien también hacía con más carburante que Alonso, paró en la misma vuelta que el asturiano. Sobre los McLaren nada podemos decir, porque Kovalainen rompió motor antes de desvelar su estrategia y el caótico inicio de Hamilton impide saber cuál era su estrategia original. Además, preveía que Alonso saldría con neumáticos blandos, cuando lo hizo con duros, seguramente por que la temperatura era más baja de lo previsto y, por tanto, los neumáticos más blandos funcionarían peor que en circunstancias normales.

Pero aparte de esto, incluso habiendo acertado las estrategias al milímetro, los primeros treinta segundos de carrera se hubieran encargado de ponerlo todo patas arriba. El caos montado por la desastrosa salida de Hamilton favoreció a Kubica (que salía sexto) y a Alonso, colocándolos al frente del pelotón. El incidente posterior entre Massa y Hamilton contribuyó a despejar el panorama, debiendo disputar ambos la carrera en la parte de atrás, sin posibilidades ya de luchar por el podio y casi ni por los puntos. Al final Hamilton decimosegundo y Massa octavo (un puntito). En eso quedó la lucha de los dos candidatos al título.

Y es que tengo la sensación de que el campeón de este año será el menos malo. A tres carreras del final del campeonato, los dos pilotos que se están jugando el trono de la Fórmula 1 demuestran que aún les falta un hervor. La salida de Hamilton está ahí para ver. Se duerme o no acierta con la ejecución del programa de salida y se ve superado por Raikkonen. Al final de la recta pretende arregrarlo frenando más tarde que nadie y sacando de la pista a los Ferrari. El resultado: él también se sale y, posteriormente, le sancionan por la maniobra. En fin, toda una muestra de templanza.
Y en cuanto a Massa, pues que su maniobra en el adelantamiento de Hamilton es también para guardar en la memoria. Da la impresión de que se desentiende de la conducción y va a por el inglés. Creo que merecería una sanción más dura que un drive through. Luego Massa fue rápido, pero no da la impresión de seguridad que se espera de un posible campeón del Mundo.

Y luego Alonso. Es claro que el R28 ha mejorado, y quizá en esa mejora esté también la mano de Alonso. Incluso aunque esto no sea así, sea cuestión exclusiva de los ingenieros, no cabe duda de que Alonso es un piloto que siempre consigue un poco más del coche. En Singapur encontró un set up que le convirtió en el coche más rápido del fin de semana. En Fuji, pese a no tener el coche más rápido supo colocarlo en cuarta posición en parrilla con una carga de combustible homologable a la de sus competidoras y luego sacar provecho de la salida. Una vez en cabeza su ritmo constante hizo el resto. En definitiva, una conducción de auténtico campeón con un coche inferior al de sus competidores.
En cuanto al Mundial, quedan dos carrera, veinte puntos y matemáticamente ya solamente pueden ser campeones Hamilton, Massa y Kubica (Kimi está a 21 puntos de Hamilton). Evidentemente quien lo tiene mejor es Hamilton, a quien le basta mantener cinco puntos de ventaja sobre Massa para ganar el título (a igualdad de puntos, y a falta de lo que pase en las últimas carreras, Massa sería campeón por tener una victoria más que Hamilton, cinco sobre cuatro). Pero claro, si Massa gana las dos carreras que faltan, Hamilton tendría que ser segundo en ambas para conseguir el título. Un doblete de Ferrari y una victoria de Massa, incluso con Hamilton segundo, supondrían que el título va para el brasileño. Esto quiere decir que Ferrari depende de si mismo para ser campeón (al igual que Hamilton) por lo que todo puede pasar. Y entre medias el renacido Renault de Alonso.

2 comentarios:

Alba_Almeria dijo...

Toma, Toma y Toma!!!! Magic a vuelto a la senda de la victoria y esta vez sin coche de seguridad ni nada, solo unas manos prodigiosas y un coche que empieza a ser decente. Que alegria, merecio la pena el madrugon para ver la victoria de Fernando.

Por otra parte no entiendo como estando jugandote el mundial se pueden cometer tantos errores y correr riesgos inecesarios, ojala Kubika saque provecho y acabe ganando el, con un coche inferior esta ahi y tiene opciones.

La semana que viene China, a ver como se desarrollan las cosas alli. Un saludo!
pasaos por mi foro a celebrar la victoria.

Mi foro Formula 1, Moto GP y más:
http://www.magicf1.tk/

El Ornitorrinco Azul dijo...

Me ha encantado la idea de la ¡precrónica! Por suerte, carreras como las de hoy hacen que este deporte enganche a tope. Y bien, el duo Alonso-R-28, por fin funciona. Yo ya pienso en la próxima temporada.