Antifascistas

viernes, 16 de agosto de 2013

Por qué Felipe de Borbón debería ser Felipe VIII y no Felipe VI

Este es un tema que probablemente a la mayoría le parezca intranscendente u ocioso; pero entiendo, por lo que explicaré al final, que tiene una importancia mayor de la que aparenta y, sobre todo, sirve para calibrar qué tipo de Nación somos e, incluso, hacia dónde queremos o podemos ir.
Desde que soy un niño he leído y oído como unos y otros se referían al Príncipe de Asturias como "el futuro Felipe VI", Felipe por su nombre y sexto por el ordinal que le correspondería como Rey de España. Mi planteamiento es que ese ordinal no debería ser "sexto", sino "octavo", y el que sea uno y otro no es en absoluto inocente, como confío en explicar a continuación.
El ordinal tras el nombre de los reyes (o de los papas) indica cuántos en el pasado ocuparon el mismo trono utilizando el mismo nombre. El "II" que acompaña al nombre de Isabel, la actual monarca del Reino Unido, nos indica que antes que ella otra reina de nombre Isabel ocupó el trono inglés; en concreto, Isabel I, la monarca de Shakespeare y de la victoria sobre la Armada Invencible. Juan Carlos de España es primero precisamente porque nadie antes que él reinó en España con ese nombre, aunque, en puridad, en el caso de que no hay antecesores con el mismo nombre sería más apropiado no incluir ningún ordinal, tal como hace el Papa actual, quien es Francisco, sin más; y tan solo se convertirá en "Francisco I" cuando otro pontífice elija ese nombre, Francisco, al acceder a la condición de Obispo de Roma.




Así pues, ese ordinal es una referencia a la historia y un recuerdo a quienes precedieron a quien lo usa en su mismo trono. Todos (o casi todos) sabemos que el abuelo del actual rey de España era Alfonso XIII, y que el padre de Alfonso XIII reinó como Alfonso XII; ahora bien ¿quiénes fueron los Alfonsos que precedieron a estos dos? ¿quién fue el primer Alfonso? Serán menos los que sepan que el primer Alfonso I (no hay redundancia en decir "el primer Alfonso I", tal como veremos enseguida) fue rey de Asturias entre los años 739 y 757, yerno de Don Pelayo (éste sí que no lleva ordinal en su nombre), sucedió a su hijo (al de Don Pelayo), Favila, a quien mató un oso, tal como cuentan las crónicas. Alfonso II y III también fueron reyes de Asturias, pero Alfonso IV reinó en León, considerándose dicho reino de León heredero del de Asturias, y los Alfonsos que siguieron a estos fueron reyes de León, de Castilla o de León y Castilla hasta llegar a Alfonso XI (rey entre 1312 y 1350).


El primer Alfonso que fue propiamente rey de España fue Alfonso XII, ya en el siglo XIX (1874-1885). El hijo de Isabel II, el desgraciado esposo de la María de las Mercedes a quien cantan las coplas y padre de Alfonso XIII. Alfonso XII murió con tan solo 27 años, antes de que su hijo Alfonso llegara a nacer. Tenía ya dos hijas, pero ante la duda de si el hijo que esperaba la Reina María Cristina era un varón se retrasó la designación del heredero hasta que naciera ese hijo. Si hubiera sido una niña la reina hubiera sido su hermana mayor, María de las Mercedes (hay que ser Rey para poner a la primera hija de tu segunda esposa el nombre de la que había sido tu primera esposa, en fin); pero al ser un niño fue proclamado rey desde el mismo momento de su nacimiento, reinando como Alfonso XIII desde 1886 hasta 1931. Alfonso XII es el bisabuelo del monarca actual y Alfonso XIII su abuelo.

Así pues, el XII que acompañaba al Alfonso que reinó a finales del siglo XIX no era propiamente por otros reyes de España, sino por monarcas de reinos antiguos (o no tan antiguios como veremos) que habían precedido al Reino de España. Antes mencionábamos a un Alfonso I de Asturias y decíamos que había sido el primer Alfonso I, porque hubo más "Alfonsos primeros". Así, un Alfonso I de Navarra (Pamplona en realidad), que reinó entre los años 1104 y 1134 y que también fue rey de Aragón (es, por tanto, Alfonso I de Navarra y de Aragón) y un Alfonso I, conde de Barcelona, que también era Alfonso II como rey de Aragón (1164-1196). Todos estos eran reyen de reinos "españoles", pero no reyes de España.
Como es sabido, España, como realidad jurídica es relativamente reciente. Hasta el Estatuto de Bayona de 1808, y si rechazamos como legítimo éste por haber sido impuesto por Napoleón, hasta la Contitución de Cádiz de 1812, España era tan solo una realidad geográfica, pero no jurídica. Fernando VII, el primer monarca que realmente fue Rey de España (de acuerdo, precisamente, con lo establecido en la Constitución de 19 de marzo de 1812), antes de serlo había reinado como Fernando VII en Castilla y como Fernando III en Navarra; y el título que le correspondería en los territorios de la Corona de Aragón sería el de Fernando IV. De igual forma, el primer monarca Borbón de España, el famoso Felipe V, tan solo era "quinto" en Castilla, pues en la Corona de Aragón reinaba como Felipe IV (y si en vez de leer tan solo "Victus" se consultan los documentos de la época efectivamente se comprueba que ese es el nombre que utilizaba en Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca) y en Navarra, en cambio, reinaba como Felipe VII.
Se adivinará ahora por qué entiendo que en caso de que reinara Felipe de Borbón tendría que reinar como Felipe VIII y no como Felipe VI. España, como acabamos de ver, es el resultado de la unión de varios reinos preexistentes. Teniendo esto en cuenta lo lógico es que en la numeración como reyes de España se utilice la más alta de las que resulten de considerar todos los monarcas que reinaron en cualquiera de los reinos españoles. Si Felipe reina como Felipe VI ¿es que no se considera sucesor del Felipe I de Navarra, que reinó entre los años 1284 y 1305? Ya hubo un Felipe VI de Navarra, el que reinó en Castilla como Felipe IV; y volver a utilizar ese ordinal, el VI, como Rey de España significaría ignorar que el Rey de España lo es en tanto que heredero de las diferentes dinastías que reinaron en todos los reinos españoles, y no solamente en Castilla.


Podría pensarse que lo que digo es de un purismo carente de consecuencias, un mero simbolismo que a nada conduce; pero ya me adelanto a decir que no compartiría esta valoración. Prácticamente el único valor que tiene la monarquía es el simbólico, y ésta función simbólica se puede ejercer mejor o peor, pero más allá de lo que plantean algunos aparentes escépticos el valor de identificación que tiene la historia y la influencia de los símbolos en la sociedad y en la vida de las gentes creo que está más allá de toda duda. En pocas semanas tendremos ocasión de vivir en Cataluña un desmesurado ejercicio de reivindicación y reconstrucción histórica orientado a un fin muy concreto que puede afectar de una manera determinante a las vidas de todos nosostros; y lo que planteo en relación a la numeración que le tocaría asumir al Príncipe de Asturias, de Gerona y de Viana si accede al trono de España no está alejado de esta batalla de símbolos e Historias en las que estamos inmersos.
Con frecuencia se mantiene que España es en muchos aspectos "una Castilla ampliada", con escasa o nula sensibilidad hacia los otros territorios que también configuran España. Si el máximo símbolo del Estado, el Rey, en su propio nombre hace patente que tan solo se considera como heredero de los monarcas de Castilla ¿cómo se espera que el resto de los españoles se identifiquen con él? El viejo debate entre una España de matriz castellana y otra con la que todos los españoles, vengan de donde vengan y hablen el idioma que hablen, puedan sentirse plenamente identificados está ahí, está presente y un Felipe VI de España sería un claro mensaje en la dirección equivocada; mientras que un Felipe VIII podría, junto con muchas otras cosas, iniciar un cambio que en estos momentos es más necesario que nunca.

45 comentarios:

HArendt dijo...

Estoy en completo acuerdo con su planteamiento. El título correcto sería el de Felipe VIII, a menos que deseara reinar con otro nombre, algo que creo no sería del todo inusual. Un saludo muy afectuoso desde las islas Canarias.

Rafael Arenas García dijo...

Es interesante la propuesta de utilizar otro nombre. En alguna ocasión me comentaron que no era casual que el monarca actual hubiera decidido añadir "Carlos" al "Juan" inicial con el que quizás hubiera debido reinar. El problema era que su padre ya era designado por los monárquicos como Juan III. Si su hijo utilizaba ese mismo ordinal suponía un desaire a su padre e, incluso, a su propia legitimidad como heredero; si, en cambio, utilizaba el nombre de Juan IV reconocía a un rey que nunca había llegado a reinar. Con "Juan Carlos" el problema quedaba resuelto.

Xavier Colomer dijo...

Pues yo estoy completamente en desacuerdo con usted. De nada sirve que usted se preocupe de abogar por que se respete la numeración ordinal de los gobernantes anteriores, si algunas de las naciones ocupadas y represaliadas que conforman lo que hoy llaman España, han sufrido, sufren y sufrirán mientras todo siga así,la falta de libertad, el expolio, la negación o falta de respeto por lo diferente, así como los intentos de aniquilación cultural y jurídica que han acompañado a la imposición de un determinado modelo de "Iberia".
Puedo llegar a entender que en los reinos de Castilla se pueda desear la monarquia constitucional postfranquista, ya que seria un reflejo de la sociedad que la sustenta y un gran atractivo turístico, pudiendo así mostrar al mundo una organización nacional fruto de la decadencia de una determinada concepción política, antropocentrica, cerrada, obtusa y hasta grotesca del mundo.
Desde el punto de vista Histórico, podría resultar mas provechoso intentar entender y estudiar cuestiones de mayor calado. Por ejemplo el porque amplios sectores de sociedades hermanas y vecinas, pero diferentes, hace tiempo que ven a los monarcas Borbones a años luz de ser sus legítimos jefes de estado.

Anónimo dijo...

"la falta de libertad, el expolio, la negación o falta de respeto por lo diferente, así como los intentos de aniquilación cultural"

Espero que eso haya sido una inocentada de un 28 de diciembre, y que no sea una referencia a los pueblos del Este que tan bien han vivido la democracia teniendo de rehenes de sus caprichos al resto de ciudadanos.

¿Falta de libertad, expolio, negación y falta de respeto, y una efectiva aniquilación cultural?

Eso ha sido León, Salamanca, Valladolid y Zamora.

Se ve que todos los animales son iguales pero los independentistas son más iguales que los demás.

Rafael Arenas García dijo...

Apreciados comentaristas: agradezco la lectura y el aporte de vuestras opiniones. El debate es sano y entiendo que en el marco del debate se puede y hasta se debe ser vehemente.
Interpreto que la última frase del último comentario es una sutil e ingeniosa referencia al maravilloso libro de George Orwell "Rebelión en la granja", sin más pretensión que establecer esa vinculación entre las ideologías que solamente en apariencia igualan y ciertos planteamientos independentistas que, pese a pretender marcar una singularidad acaban incidiendo en planteamientos que son ampliamente compartidos.

Anónimo dijo...

No coincido con lo expuesto en el artículo.

Cuando se forma un reino o corona a partir de la unión de dos o más territorios pueden pasar dos cosas: que en cada sitio el rey tenga una numeración o que se prime la del territorio más fuerte (en este caso, Castilla).

No le veo más problemática a este tema.

El primer rey de Italia fue Victor Manuel II. ¿Cómo es posible que sea el segundo si no hubo un primero? Pues porque mantuvo la numeración que tenía como rey piamontés.

Y, en Alemania, el segundo kaiser fue Federico III, pues se mantuvo la numeración de los reyes prusianos.

Ernesto dijo...

Lo del anómino que ataca a los independentistas es de juzgado de guardia. No soy ni catalán ni independentista, pero el racionamiento del que realiza el artículo es muy claro y expone argumentadamente una verdad incuestionable.
Lo otro son odios de aquellos que aman a España en términos de una, grande y libre, es decir, lo que nunca ha sido ni será.

Anónimo dijo...

Chapó. viva Felipe VIII.

Anónimo dijo...

Al momento de la unión de los distintos reinos y coronas, la línea dinástica post-visigoda más antigua era la de la Corona de Castilla como sucesora de la línea iniciada por la monarquía asturiana. Supongo que por eso es que la monarquía española usa entonces la cuenta en la numeración de reyes que llevaría esa línea dinástica más antigua.

Jose Ramon Gil dijo...

Totalmente de acuerdo, aunque al final será lo que se pongan de acuerdo en poner en la prensa... Como se ha impuesto llamar a la señora Leticia 'Princesa de Asturias'a pesar de que ese titulo es solo para el heredero...

Rodolfo Jaime dijo...

Disiento por que parece que olvida una serie de hechos que, en este caso sí vienen a cuento:
Navarra, aun conservando sus fueros, desaparece como reino al ser anexionado por el reino de Castilla y de León en 1516.
Los reinos de la corona de Aragón fueron anexionados por el reino de Castilla y de León en 1714.
De lo anterior se deduce que es la corona de Castilla y de León la que establece el ordinal por desaparición de las otras.
Para sostener mi tesis, simplemente me remito a los escudos que tiene la bandera española durante el siglo XIX

Anónimo dijo...

A ver, campeon... Lo que tu digas, estaras muy oprimido, alla tu si te sientes asi... Pero, por lo que no paso es pq hables de " naciones ocupadas" dentro de España.
Te refieres al antiguo condado de Barcelona, o al antiguo Señorio de Vizcaya,.... Venga ya!!!!!, acomplejados, que eso es lo que sois.
Y te escribo desd Zaragoza, parte de la Corona de Aragon y parte de la actual España.
Viva Felipe VI
Viva J. Carlos I
Y prosperidad para Leonor I.

Anónimo dijo...

Estoy muy de acuerdo en llamarlo Felipe VIII Si Felipe II es lo mejor del mundo, ¿como lo seria Felipe VIII? me refiero al Brandy. Que viva España!!! V.A.O

tere g dijo...

Totalmente en desacuerdo, y se de lo que hablo pues este año me licencio en Historia, no se puede comparar con los Papas, porque todos son miembros de la misma institución, los reyes de Navarra simplemente no cuentan, porque ellos fueron reyes de lo que hoy es España ni proceden de la misma dinastía. Por eso será Felipe VI.

nodoyunborrego6 dijo...

Encuentro correctos los DOS ordinales, y sin mas porque en el fondo se atisba cierto rencor, o sentimiento de enfrentar a la gente con un asunto que no puede unir sino precisamente separar a los españoles de las distintas zonas geográficas que forman España,y que por separado no podrían sino debilitarse las unas a las otras y a sí mismas. Que más da si le nombran como VI u VIII, lo que importa es que va a ser el más grande de los reyes de ESPAÑA y va a realizar grandes mejoras con ayuda de los gobiernos que nos quedan por sufrir...
PAZ y GRACIASSS

chokie dijo...

Te voy a desbancar todo tu esmerado post con una simple oración.

Felipe VI sería y debería ser VI porque el reino principal de la corona española es, el reino de Castilla.

No a lugar a discusión, esto es un hecho.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el articulo principal. Ya que hubo un Rey de Navarra con este número, se tendría que respetarlo, si quiere ser Rey de todos. Si no recuerdo mal ya hubo un precedente así con Alfonso IX, el antecesor del Sabio. Alfonso IX sólo lo fue de un reino, no me acuerdo de cual pero creo que de León al final de sus varias "movidas" con sus colegas de Castilla. El Sabio tendría que ser el IX y fue el X.
Por eso el Sabio (es broma).
Lo que quiero decir es que está muy bien este apunte histórico, el cual creo que tendría que ser tomado en cuenta por cualquier curioso de la Historia de Aquí.

Mike san dijo...

Hola. Estoy de acuerdo con la lógica histórica del artículo. También con la lógica política: el nombramiento de Felipe VIII seria un mensaje político muy importante para mantener la unidad de los pueblos de España.
Sin embargo, creo que puede ser un poco tarde. Hace muchos años que la España de los pueblos (las Españas, como se decía) ha dejado de existir. Uno de los antiguos reinos, uno de los pueblos, se ha eregido como central, como esencia de la nación española. Y es el pueblo de Castilla. Y ha ninguneado política y culturalmente a los otros.

Gestos políticos como el que el autor propone han lucido por su ausencia durante varias generaciones (en realidad los gestos han sido los contrarios, sobretodo en las dictaduras y reinados pre-democraticos, pero también en democracia, más sutilmente).

El que quiera conservar la unidad de España, que empiece por reconocer su condición plurinacional, como hace UK. No es tan dificil. Sólo hace falta cambiar una frase de la Constitución. Y que se acepte por votación, como no puede ser de otra forma hoy en día.

Y si yo fuera Felipe, también convocaría un referendum para preguntar monarquía o república. De hecho, si fuera él, me esperaría unos años. Hace tiempo hubiera salido monarquía SI. Ahora, no está muy claro y se la jugaría mucho.
Un saludo

Anónimo dijo...

Creo que lo mejor es que reine como Anacleto I y todo arreglado.

Anónimo dijo...

Es tan simple como que Castilla primaba por encima de Navarra o Aragón. La línea de la España España sería, grosso modo: Asturias -> León -> Castilla -> España.

naisa2323 dijo...

"un Alfonso I, conde de Barcelona,"

pero ¿no se está hablando de reyes? ¿Los condes también utilizan ordinales? En cualquier caso no contarian en estas reflexiones ¿no?

Anónimo dijo...

Tanto monta monta tanto Felipe VI como Felipe VIII

Anónimo dijo...

A mi me gustaría que, en el caso de Catalunya, se hablara del Tratado de Génova, dels vigatans i de ese periodo de la historia que no se comenta en Catalunya o que se manipula descaradamente.
Cuando Felipe V (nieto de Luis XIV) llega a España, lo primero que hace es jurar los fueros de Castilla, Navarra, Aragón (Barcelona 1701-1702, etc. Él reconoce los fueros y los pueblos le juran fidelidad. En ese momento se declara la guerra de Sucesión y, como el ejercito hispano-francés está muy mal preparado, las derrotas se suceden una tras otra. Se pierden todas las posesiones europeas (el milanesado, el franco condado, nápoles, etc) y, tras la derrota en la batalla de Bleinheim, la cosa pinta tan mal que el abuelo Luis XIV recomienda a su nieto que se olvide de España y vuelva a Francia.
En ese momento, Ana de Inglaterra envía a Mitford Crowe para pactar con los catalanes opuestos a Felipe V que se cambiaran de bando a cambio de enviarles hombres, dinero y armas. Y así fue. Se extendió la rebelion rapidamente y se pasaron de bando.

Lógicamente, al que se cambia de bando se le trata de traidor y, por eso, cuando finalizó la guerra anuló los fueros y castigó severamente a los rebeldes. No fue el caso de Navarra, del Vall d'Aran o de otros lugares donde reconoció fueros y le guardaron fidelidad.
Tampoco podía Felipe V optar por la actitud benevolente que tuvo Felipe IV cuando reconquistó Catalunya en 1652, que se había declarado francesa en 1640, y, a pesar de todo les respetó los fueros. Ya había un precedente.

Una lástima que Victus no trate estos temas en lugar de irse por las ramas con aventuras sexuales que no vienen a cuento...

Alfred dijo...

Interesante estudio, digno de tenerse en cuenta, para no ignorar todos las reinos o naciones, que forman España.
Un saludo

Marco dijo...

Espere que trabaje mucho y revitalize la monarquia, la coronacion sera vista en las noticias por cientos de millones de personas, sabran que aqui hay aire nuevo, ayudara un poco el turismo. Su mujer es bastante educada, tendra buenas ideas. Un pais gana mucho con solo estar muy tranquilo: turismo, inverciones , personas que viene a estudiar aqui, no gasta la energia del pueblo en bobadas, no malgasta la atencion publica en falsos problemas, etc.

Anónimo dijo...

Este artículo, con perdón, me parece tonto. La numeración es la que es y cambiarla a estas alturas crearía más confusión que beneficio. Además ya dije que no es solo cosa de aquí: en Italia se usó la numeración piamontesa y en Alemania la prusiana.

Lo lógico sería pedir que volviera la múltiple numeración (Felipe VI de Castilla, I de Aragón, etc.), pero eso no se puede hacer porque no somos una unión de reinos como el Reino Unido (donde la reina es Isabel II de Inglaterra e Isabel de Escocia a secas) sino un reino. Y a un reino, una numeración.

Una propuesta inteligente, si lo que se quiere es "no herir sensibilidades" (que ya ves) sería pedir que en vez de Felipe VI se pusiese de nombre Felipe Juan I. Así, como no ha habido ninguno así en ninguna parte, pues primero para todos y aquí paz y después gloria.

Anónimo dijo...

Reflejais todo lo que se ha convertido España, el reino de España, donde no hay más nación que Una y se llama España. Lo que hacemos los españoles, bueno mejor dicho lo único que hacemos es hablar y hablar y hablar y... Sobre todos los temas habidos y por haber, y porsupuesto que somos expertos en todos ellos, historiadores, científicos, legisladores, juristas, etc... Ahora deberes y obligaciones ninguna, siempre quejándonos de todo lo que hay, si hay monarquía como república como dictadura... Nunca conformes con nada... Pues yo intento no dar consejos ni disertaciones de aquello en lo que no soy experto, es decir de nada, y cumplir lo mejor que pueda con mi trabajo y llevar con dignidad la vida que me ha tocado. Si vosotros quereis arreglar España con VI u VIII Felipes me da exactamente igual, pero al menos para mi hay cosas más importantes.

Anónimo dijo...

Hay que corregir algo fundamental que aclara bastante la antiguedad histórica de España, mucho antes de lo escrito en este artículo, ya que decir que España no existió jurídicamente antes de 1812 es una barbaridad histórica que no se puede dejar pasar:

Ya los reyes del reino de Asturias eran coronados como "Hispaniam Rex" (rey de todas las Españas); descendían directamente de la nobleza visigoda hispana que había reinado durante siglos toda Hispania desde Toledo, y ansiaban reconquistar desde Asturias el resto del territorio peninsular ocupado por los árabes tras la derrota de 711; fué el reino en Asturias heredero de aquel reino hispano visigodo que había existido desde el año 415 hasta el 711, un reino cristiano continuador de lo que había sido una primera unidad política, administrativa y territorial de España con las dinastías visigodas desde el siglo V. Y ese deseo de recuperar aquella Hispania anterior es lo que mueve no solo al reino de Asturias, sino a todos los reinos cristianos posteriores que surgen a lo largo de la Reconquista: recuperar aquella primera nación Hispania, perdida por la invasión musulmana. Por tanto la dinastía asturiana es la continuación directa de la visigoda, y según va avanzando la Reconquista se entremezcla con la de los demás reinos cristianos, pero es la rama dinástica más directa de todas, pasa de Asturias al reino de León y luego al de Castilla, conservando esa legitimidad directa hasta el final de la Reconquista con los Reyes Católicos en 1492, siendo indiscutiblemente más directa y emparentada con las dinastías visigodas la rama del reino de Castilla. Mención especial la del reino de Aragón, por más que también ésta tenga orígen castellano/navarro en la figura de Sancho III el Mayor (1004-1035) el forjador del origen del reino de Aragón, que tambien fué proclamado rey de todas las Españas, más concretamente como "Imperator totius Hispaniae" (emperador de todas las Españas), este tipo de proclamaciones fué una máxima de todos los monarcas hispanos, querer ser el rey de toda Hispania, querer recuperar aquel reino primigenio hispano visigodo, la primera unidad político-administrativa y dinástica de Hispania.

Rafael Arenas García dijo...

Apreciado anónimo, todo lo que dices es muy interesante, pero que los monarcas españoles lo fueron hasta 1812 de los distintos reinos españoles que formalmente (jurídicamente) mantenían su separación es una evidencia que admite poca discusión, cualquier libro de Historia del Derecho lo explica muy bien. Me ocupé de ello en un artículo publicado en 1997 en la Revista Jurídica de Asturias

Anónimo dijo...

Felipe II y III de Navarra eran reyes de Francia ... por tanto quedarían descartados como reyes de España, no?

Beau Geste dijo...

La razón es que a los reyes de Castilla se les considera herederos de la monarquía visigoda restaurada en Oviedo (la línea sería: Toledo, Oviedo, León, Toledo)desde que Alfonso VI conquistara Toledo en 1085 y se hiciera coronar como "imperator totius Hispaniae". Es decir, dando por sentado que se había restaurado el reino godo por haber conquistado su capital (eso se ve también en algunas fuentes árabes). El título lo hereda su nieto, Alfonso VII el Emperador, llamado así porque todos los reyes y condes cristianos del antiguo reino godo (incluyendo la parte francesa) le juraron homenaje. A partir de ese momento, se considera que todos los reyes cristianos peninsulares están, al menos de forma simbólica, subordinados al rey de Castilla, sin que obste para que, una vez unificado el reino, cada monarca utilice la numeración propia de cada reino.

Anónimo dijo...

Una interesante reflexión que, de forma inesperada se ha puesto de actualidad. Ya la había leído en su día, pero hoy quiero hacer alguna observación. Desde los Reyes Católicos, la numeración de los Reyes de España ha sido correlativa. Tal y como explicas tuvieron que remitirse a Reyes anteriores para seguir la numeración. Pero en el caso de Felipe, la aceptada universalmente es Felipe V. Es cierto que jurídicamente la Nación se estableció en 1812, pero no lo es menos que lo jurídico no debe amplificarse hasta el extremo de forzar lo usual o lógico. En cuestión de dinastías y naciones tiene un gran peso la tradición e incluso el sentimiento ¿quién se refiere a Felipe V con otro número si quiere que su interlocutor sepa de qué Rey se habla?
Jurídicamente un préstamo puede ser "mutuo" o "comodato", teniendo cada uno un matiz, que lo diferencia del otro tipo ¿alguien dice "te cedo en comodato tal objeto"?
Supongo que siendo de peso los argumentos, cualquier decisión será controvertida, pero sea como sea deseo un feliz y largo reinado nuestro futuro Rey... Y, como mínimo, otros 300 años de Borbones españoles.

Carmen Pérez dijo...

Bien, pues siguiendo la línea de pensamiento del autor y puesto que Europa se ha reunificado, propongo que la actual reina de Inglaterra no sea Isabel II, sino Isabel IV.

Ya tuvimos una Isabel I en España (Isabel La Católica), después vino otra Isabel I en Inglaterra (hija de Enrique VIII) que pasaría a ser Isabel II. Nuestra Isabel II (hija de Fernando VII) tendría que ser Isabel III y, lógicamente, la actual reina de Inglaterra ha de ser Isabel IV… más que nada para que no nos sintamos excluidos los españoles.

Deberíamos proponerlo al Parlamento Europeo…. Ssseeep.

De hecho propongo que sea nuestra primera intervención.

Rafael Arenas García dijo...

No sabía que Europa era un reino... en fin

Anónimo dijo...

En realidad debería llamarse Felipe IX, hace ya muchos años en el barrio había un carpintero que hacia muy bien su trabajo y le apodaban Felipe, el rey de los carpinteros.

Anónimo dijo...

Deveria o no,
El error biene de atras de felipe IV y luego de felipe V , este solo hace seguir la bola

ESTI BALIZ dijo...

La reina de Inglaterra no es Isabel es Elizabeth jajajajajja

León sin Castilla/Llión e sin Castiella. dijo...

Que direis colonialistas castellanos, que no haceis más que inventar como hacían vuestros antepasados. Envidia pura, ya quisierais tener la grandeza que tuvo y tiene León, y nuestros paísajes, montañas, Reservas de la Biosfera, agua (esa ya nos la robais).
A ver si nos damos zafados de vosotros de una vez, que cuanto más lejos mejor.
El día que podamos decir la verdad, los mitos y leyendas que van a caer, y no solo de Castilla.
Pa ir mesiar y nun pingare.

Samanta dijo...

todo es muy raro y segun esta pagina que predijo ya en el 2005 la abdicación del Juan Carlos I para este año, pronto llegará lo malo para España
http://www.caesaremnostradamus.com/Lo%20cumplido_archivos/abdicaelreyjuancarlos.htm

Anónimo dijo...

Respecto de a numeracion de los Reyes Felipe's que propones, creo que es erronea.
Segun mis notas en Navarra hubo 3 felipes, de dinastias francesas, dicha linea dinastica la rompe Fernando el Católico conquistando el territorio sin tener derechos dinasticos ni de su padre ni de su madre, a partir de ahi Navarra es un territorio anexionado a Castilla,(cortes de Burgos 1515), con lo cual, se debe seguir el ordinal de Castilla-Leon.

Eduardo Martínez Martínez dijo...

Respecto de a numeracion de los Reyes Felipe's que propones, creo que es erronea.
Segun mis notas en Navarra hubo 3 felipes, de dinastias francesas, dicha linea dinastica la rompe Fernando el Católico conquistando el territorio sin tener derechos dinasticos ni de su padre ni de su madre, a partir de ahi Navarra es un territorio anexionado a Castilla,(cortes de Burgos 1515), con lo cual, se debe seguir el ordinal de Castilla-Leon.
Firma Eduardo Mtz.

Anónimo dijo...

He leído todas las entradas y no termino de entenderlas.¿Es reaLmente importante si es VI o VIII? En mi opinión lo importante es si sabrá hacer bien su trabajo.

Rafael Arenas García dijo...

Hola Anónimo; es que precisamente el trabajo del Rey, su función, es simbolizar el Estado. Es esa, no es otra. Es una metáfora viviente de lo que es España. No es extraño que algunos tachen la Monarquía como anacrónica y si reparamos en que su sentido es metafórico muchos estarán de acuerdo, aunque a mi no me disgusta.
Dado que su trabajo es simbólico el nombre con el que reina es también importante, y en este caso el ordinal que utiliza está lanzando un mensaje claro: Castilla es más España que el resto. Esto, la verdad, no me gusta; pero, bueno; este es un aspecto más entre muchos otros.
Creo que dadas las circunstancias está haciendo un gran trabajo -y así se lo reconoce la prensa extranjera- así que crucemos los dedos y confiemos en que las cosas vayan bien. Todos saldríamos beneficiados.

Rafael Arenas García dijo...

Apreciado Eduardo Martínez, sin embargo, tras las Cortes de 1515, Felipe II reinó en Navarra como Felipe V (y ese fue el ordinal que utilizó), al igual que su hijo y nieto reinaron en Navarra como Felipe VI y Felipe VII respectivamente. Y todavía en 1828 Fernando VII (de Castilla) convocó Cortes en Navarra como Fernando III, el ordinal que tenía como Rey de Navarra. Si alguna explicación hay para el ordinal de Felipe no está en las Cortes de 1515, sino más adelante

Anónimo dijo...

Infanta Elena Reina!
Ya estara bien de mamoneos, hombre!